El INV autoriza a las bodegas de Río Negro a vender vino “suelto”

Por medio de un acuerdo entre la entidad y el gobierno de esa provincia comenzará a desarrollarse la venta directa de vino en bodega bajo la modalidad "take away". El consumidor podrá comprar de 1 a 5 litros en botellones de vidrio. Esto será una prueba piloto con perspectivas de desarrollarse a nivel nacional.


El presidente del INV, Martín Hinojosa junto al Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra; la Gobernadora de Rio Negro, Arabela Carreras y el Ministro de Producción y Agroindustria de Río Negro, Carlos Banacloy, se reunieron para formalizar el proyecto “Vinos de cercanía” en esa provincia. A través de una videoconferencia se avanzó en esta propuesta que por el momento será solo en Río Negro.

Durante el encuentro, el Ministro Luis Basterra destacó que como legislador nacional acompañó la iniciativa para que el vino argentino fuese declarado bebida nacional, poniendo en valor la importancia de reactivar las diferentes economías regionales. Destacó el desafío que asumen la provincia de Rio Negro e INV, en la integración de la comercialización de los productos de cercanía.
El Presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura, CPN Martín Hinojosa, por su parte destacó: "dentro de los lineamientos estratégicos de mi gestión en el INV está el brindar apoyo para el desarrollo de nuevos productos, envases y sistemas de comercialización tendientes a mejorar el consumo, manteniendo la pureza vínica". Además informó que fruto de conversaciones previas con la Senadora Anabel Fernández Sagasti, la prueba piloto podría implementarse en la provincia de Mendoza y en diferentes regiones vitivinícolas del país.

La Gobernadora Lic. Arabela Carreras, agradeció el acompañamiento de la Nación y del INV, destacando especialmente la importancia de contar con un plan específico para este histórico sector de la producción rionegrina, sobre todo en el actual contexto de pandemia que obliga a repensar las acciones de manera conjunta para mantener activa la producción.

Carlos Banacloy, el Ministro de Producción y Agroindustria afirmó “acercamos la propuesta al INV junto a Marcelo Miras, Director de Vitivinicultura, como una forma de incorporar nuevas maneras de comercialización, maneras más sustentables de acercar el producto al consumidor, como la cercanía del consumidor al vino y los bodegueros”.

La comercialización del vino de cercanía será en modalidad take away, bajo conformidad con las normas legales en la materia. No se podrá expender este tipo de producto fraccionado en comercios, vinerías, supermercados o puntos de venta de cualquier tipo, limitándose solamente a los establecimientos que adopten la modalidad referida. Otra opción que podrá surgir de la impronta que tenga la bodega, es la posibilidad de consumirse en el lugar acompañado de alguna comida, para lo cual la bodega tendrá que estar habilitada con los permisos municipales correspondientes.

Hinojosa agregó que el INV, a través de su Delegación General Roca a cargo de Omar Castro, controlará esta nueva modalidad de consumo para brindarle seguridad tanto a los consumidores como a las bodegas.