El Instituto Nacional de las Mujeres presentó un Amicus Curiae por el travesticidio de Marcela Chocobar


El Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) presentó un Amicus Curiae solicitando a la Cámara en lo Criminal de la Primera Circunscripción Judicial de Santa Cruz que se aplique la figura penal de "travesticidio" por el asesinato de Marcela Chocobar, que se incorporó en nuestra jurisprudencia a partir del fallo de Diana Sacayan. Así también, se instó a incorporar perspectiva de género y la aplicación del Modelo de protocolo latinoamericano de investigación de las muertes violentas de mujeres por razones de género, por tratarse de una mujer trans.

En tanto, el Dr. Jorge Daniel Yance, Presidente de la Cámara en lo Criminal de la Primera Circunscripción Judicial respondió a INAM informando que "al momento del dictado de la Sentencia se evaluarán, considerarán y/o valorarán los argumentos expuestos en su presentación y/o en las que oportunamente realice".

A su vez, el Amicus presentado por INAM abre la puerta en la provincia de Santa Cruz a futuras presentaciones. El Dr. Yance expresó que "teniendo en cuenta que la figura del Amicus Curiae no se encuentra prevista en nuestro ordenamiento procesal, se solicitará al Excelentísimo Tribunal Superior de Justicia que, a través de las gestiones administrativas necesarias, se reglamente su intervención a fin de que la misma pueda ser incorporada desde el inicio del proceso,..., pues su aporte a las causas de su incumbencia reviste una importancia que permite cumplir con las mandas que la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales, le imponen al Estado".

La solicitud del Instituto Nacional de las Mujeres se basa en la identidad de género como una vivencia interna e individual, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo (involucrando la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios médicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que la misma sea libremente escogida) y otras expresiones de género, incluyendo la vestimenta, el modo de hablar y los modales. Marcela Chocobar se encontraba dentro de este colectivo, con las vulneraciones que se analizaron y que se perpetúan toda vez que las líneas de investigación seguidas hasta el momento no permitieron arribar a ninguna imputación.

El INAM entiende que las sentencias basadas en prejuicios y visiones estereotipadas de género, imposibilitan una resolución judicial justa y adecuada, por lo cual solicitamos que el travesticidio de Marcela Chocobar se incopore desde una perspectiva de derechos, acorde a las obligaciones internacionales asumidas por el Estado Argentino.

La titular del Instituto Nacional de las Mujeres, Fabiana Túñez, enfatizó en que "desde el INAM continuaremos acompañando a la familia de Marcela y procurando trabajar para que la Justicia adopte urgentemente la perspectiva de género. Si queremos vivir en un país donde el reclamo por #NiUnaMenos sea un verdadero #NuncaMás necesitamos del compromiso activo del poder Judicial".

El Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), organismo rector de la implementación de políticas públicas de género, que luego de la sanción de la Ley Micaela, originada por un fallo sin perspectiva de género en el poder judicial de la provincia de Entre Ríos, aboga por la continuidad del enfoque de género en el abordaje y juzgamiento de los casos de femicidios.

Marcela Chocobar era una mujer trans de 26 años de edad. Fue vista por última vez el día 4 de septiembre del año 2015, aproximadamente a las 6 de la mañana, a la salida de un boliche bailable Pub Russia en la ciudad de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz.

Ante su desaparición, familiares y amigos realizaron la denuncia y comenzó su búsqueda. La Policía demoró 15 días en el hallazgo de sus restos óseos, que aparecieron en un terreno baldío en el barrio San Benito y tras análisis forenses se confirmó que los mismos correspondían a Marcela Chocobar. De la pericia se desprende que el cuerpo de Marcela fue mutilado y quemado. La misma se realizó sobre su cráneo, únicos restos que se han podido localizar al día de la fecha. La crueldad con la que se llevó adelante este hecho hace que sea imposible obtener indicios o rastros que permitan determinar dónde estuvo la Marcela en sus últimas horas de vida. La Familia Chocobar ha solicitado, tanto por medios de comunicación como en distintas movilizaciones, que devuelvan los restos de Marcela o indiquen en dónde fueron arrojados.

Acerca de la perspectiva de género

Tener perspectiva de género implica dar cuenta del impacto diferenciado que tienen las acciones y políticas para hombres y mujeres. Metodología de análisis – que también se conoce como “transversalización” o “gendermainstreaming” tiene su origen en los debates sobre igualdad de género en la ONU. Así, en 1997, el Consejo Económico y Social de la Organización de las Naciones Unidas definió el concepto como "el proceso de valorar las implicaciones que tiene para los hombres y para las mujeres cualquier acción que se planifique, ya se trate de legislación, políticas o programas, en todas las áreas y en todos los niveles. Es una estrategia para conseguir que las preocupaciones y experiencias de las mujeres, al igual que las de los hombres, sean parte integrante en la elaboración, puesta en marcha, control y evaluación de las políticas y de los programas en todas las esferas políticas, económicas y sociales, de manera que las mujeres y los hombres puedan beneficiarse de ellos igualmente y no se perpetúe la desigualdad. El objetivo final de la integración es conseguir la igualdad de los géneros".

Para más información, ver ONU Mujeres Incorporación de la perspectiva de género