El Instituto conmemoró un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo

Autoridades y personal del IAF participaron de un desayuno para rememorar la gesta que derivó en la constitución del primer gobierno patrio. El acto fue encabezado por el Presidente del organismo, el GB (R) Hernán Prieto Alemandi.


Después de entonar las estrofas del Himno Nacional, Prieto Alemandi compartió algunas reflexiones en lo que fue su primera oportunidad para dirigirse hacia el personal del IAF. El Presidente mencionó el orgullo de formar parte de la institución y recordó la importancia de trabajar con vocación para brindar un servicio de calidad a los beneficiarios y sus familias. “Este –afirmó- es un organismo de cambio social. Todos formamos parte de este gran emprendimiento social, por lo que debemos sentirnos emprendedores sociales. Y, para eso, necesitamos una cualidad básica: la empatía”.

Prieto Alemandi también destacó la necesidad de que el personal se sienta comprometido y satisfecho con su trabajo y en su trabajo. En ese sentido, abogó por “no temerle al cambio”. “Por el contrario, hay que ser protagonistas del cambio. El cambio es mejorar los servicios que podemos brindar. Siempre podemos construir sobre lo ya construido, aprovechando todo el trabajo realizado. Tenemos una responsabilidad hacia afuera, en los servicios que prestamos, en los lazos que estrechamos, en el progreso que adquirimos, en todo lo que nos hace distintos. Si tenemos una unidad de objetivos, de destino, que puede ser dirigida a quienes servimos, vamos a ayudar a que su vida sea digna de ser vivida”, aseguró el Presidente.

Luego fue el turno del Dr. Alfredo Avelín, miembro del Directorio del Instituto, quien se refirió al extenso proceso histórico que condujo hacia la Revolución de Mayo. Avelín hizo especial hincapié en el surgimiento de la idea de libertad entre los patriotas que participaron del Cabildo Abierto de 1810. “Con ellos –dijo- tenemos un ejemplo extraordinario. Nos han dejado un país maravilloso, con una gran extensión y recursos naturales, sin problemas religiosos ni raciales y diversidad de pensamientos. Quizás, como decía San Martín, es imprescindible que los argentinos nos juntemos todos, con una visión común, para obtener salud, seguridad, trabajo y educación, sin divisiones. La única forma de salir adelante es plantar a lo largo y ancho del país nuestra bandera nacional”.

Sobre el final del acto, la Fanfarria “Alto Perú” del Regimiento de Granaderos a Caballo interpretó la “Marcha de San Lorenzo”. Luego se sirvió un chocolate caliente a todos los presentes.

De la ceremonia participaron los directores GD (R) Gustavo Lux, BR (R) Guillermo Dellepiane, VL (R.E.) Ricardo Cavilliotti y CPN Alejandro Katz; el presidente de la Fundación de Apoyo al IAF, GD (R) Carlos Antonio Esteves; gerentes, subgerentes y personal de todo el Instituto.