El IEDS aporta sus investigaciones al Centro Internacional de Ciencias de la Tierra (ICES)

El Centro Internacional de Ciencias de la Tierra (ICES, por su sigla en inglés) es un instituto científico creado por la CNEA y otros centros de investigación del mundo que promueve e impulsa trabajos de investigación en el área de las Ciencias de la Tierra con carácter interdisciplinario, poniendo especial interés en los problemas relacionados con el hombre y la sociedad. En sus encuentros, el IEDS estuvo presentó avances científicos en el empleo de microalgas para remediar sitios contaminados por metales.


Durante 2019, Micaela Gómez Jousse, estudiante de la Licenciatura en Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional del Comahue, realizó una tesis de grado en el laboratorio de Bioenergía y Procesos de Remediación del Instituto de Energía y Desarrollo Sustentable, (IEDS) en el Centro Atómico Bariloche. Allí, bajo la dirección de profesionales, realizó una investigación con el fin de desarrollar un método alternativo de remoción de metales de efluentes y cursos de agua contaminados, basado en el uso de algas unicelulares.

Entre las múltiples aplicaciones biotecnológicas del cultivo de este tipo de algas se encuentra actualmente la biorremediación de efluentes, tanto domiciliarios como industriales, demostrando ser particularmente eficiente para la remoción de metales en efluentes con bajas concentraciones (<100 mg/L), en los cuales los métodos tradicionales se tornan ineficientes. Las algas unicelulares comprenden un amplio grupo de microorganismos fotosintéticos que se encuentran en ambientes de agua dulce y salada. Debido a su adaptabilidad inherente, las algas nativas de ambientes contaminados han evolucionado con un cierto grado de resistencia a la toxicidad del metal. En particular, las algas unicelulares que crecen naturalmente en un ambiente contaminado con metales han demostrado tener mayores capacidades de remoción de metales que aquellas que crecen en ambientes prístinos. Además, se ha visto que la capacidad para lidiar y remover metales del medio puede ser altamente cepa-específica. En este sentido, la selección adecuada de la cepa de algas es un paso necesario para desarrollar un proceso exitoso de biorremediación.

El estudio de investigación en el que participó Gómez Jousse dio lugar al desarrollo del trabajo científico titulado “Evaluación de la capacidad de remoción de metal en especies de algas aisladas de ambientes contaminados”. El mismo fue presentado por la autora, en noviembre de 2020, bajo la modalidad virtual, en el marco del 15º Encuentro Internacional de Ciencias de la Tierra organizado por el ICES (International Centre for Earth Sciences). ICES es un organismo científico internacional fundado por renombradas instituciones argentinas e italianas, con el objeto de promover trabajos interdisciplinarios de investigación en esta área, y aplicando especial interés a los estudios dirigidos a generar conocimiento para solucionar problemas relacionados con el hombre y la sociedad.

En dicho encuentro, Micaela presentó una caracterización de cepas algales aisladas de dos ambientes contaminados del país. A tal efecto, se analizaron ocho cepas provenientes del humedal natural ubicado en el predio del Complejo Tecnológico Pilcaniyeu de la CNEA y de la cuenca del Río Reconquista. El trabajo incluyó ensayos de remoción de Ni2+ a distintas concentraciones de metal, dosis inicial de biomasa y tiempo de contacto. Se analizaron cepas pertenecientes a los géneros Chlorella sp. y Scenedesmus sp. y se obtuvieron eficiencias de remoción (E%) entre 75-100%. Las 3 cepas más eficientes fueron seleccionadas para determinar la concentración óptima de biomasa y los perfiles cinéticos de las mismas.