El Gobierno presentó un reglamento técnico para cementos destinados a construcción

La medida establece un peso máximo de 25 Kg para las bolsas de cemento que se comercialicen en el país y un plazo de cuatro años para su implementación. El objetivo es garantizar estándares de calidad y preservar la seguridad y salud de los usuarios.


El Ministerio de Producción y Trabajo, a través de la Secretaría de Comercio, publicó hoy en el Boletín Oficial la reglamentación para la comercialización de cementos empleados para usos generales y de albañilería, tanto los denominados cementos “grises” como “blancos”.

La Resolución 54/2018 determina que el peso máximo para las bolsas de cemento comercializadas en Argentina es de 25 Kg. Además, establece los requisitos técnicos que deben cumplir los cementos empleados en la construcción, tanto para aplicaciones estructurales como ornamentales, de acuerdo a los estándares internacionales de seguridad y las recomendaciones realizadas por la Organización Internacional del Trabajo y la Superintendencia de Riesgos del Trabajo de la Nación.

Este reglamento tiene como objetivo incrementar los estándares de calidad y mejorar la seguridad y salud de los trabajadores de la construcción, colaborando con la prevención de lesiones a largo plazo, producto del levantamiento de cargas excesivas de materiales.

Como establece la normativa, los productores de cemento, comprendidos en 18 plantas distribuidas en todo el país, tendrán un plazo de cuatro años para adecuar sus procesos productivos e incorporar el equipamiento necesario para comercializar las bolsas de cemento bajo este nuevo peso máximo. Esta medida ya se implementó en distintos países de América Latina, destacándose Uruguay y Chile.