El Gobierno presentó un reglamento técnico marco para productos destinados a la construcción

El Ministerio de Producción y Trabajo, a través de la Secretaría de Comercio, estableció el reglamento marco para la comercialización de productos de construcción en la Argentina, con el objetivo de fomentar el desarrollo de mejores estándares de calidad.


El Ministerio de Producción y Trabajo, a través de la Secretaría de Comercio, estableció el reglamento marco para la comercialización de productos de construcción en la Argentina, con el objetivo de fomentar el desarrollo de mejores estándares de calidad.

La resolución 21/2018, publicada ayer en el Boletín Oficial, definió los nuevos estándares que deben cumplir los productos para la construcción, en términos de resistencia y estabilidad, seguridad e información sobre su uso. Luego, este reglamento técnico marco será complementado con reglamentaciones técnicas específicas que contemplen las características particulares y complejidades de los productos de construcción, en donde se establecerán las normas técnicas y los procedimientos de evaluación de la conformidad, transversales para un grupo de productos con características o prestaciones similares, asimilando así, estándares internacionales en términos de coherencia regulatoria.

Esta medida aplica a los siguientes productos del sector de la construcción: herrajes de edificación, cerramientos, puertas y fachadas ligeras; cementos, adiciones al hormigón y productos prefabricados de hormigón; sistemas de reparación de estructura (impregnaciones, revestimientos, restauración con relleno y mortero, inhibidores); láminas para impermeabilización, placas bituminosas; estructuras de madera y de productos derivados de madera; ventanas y vidrios; tubos y accesorios metálicos para conducciones de gas y agua, radiadores; tanques de acero; aislantes térmicos; pisos (técnicos, flotantes); techos y paneles autoportantes para construcción en seco (steel framing, sistema SIP); productos de albañilería (cementos, morteros, mampuestos, masillas); productos de yeso, cales y pigmentos; acero para estructuras y armaduras de hormigón; estructuras metálicas; grifería y cerámicos (placas y línea sanitaria).