El gobierno nacional puso en marcha un plan de obras en barrios populares

El Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat firmó cinco convenios para realizar obras de conexión domiciliaria a las redes de agua, electricidad y cloacas en barrios populares del Conurbano bonaerense y Río Negro, a través de la Secretaría de Integración Socio Urbana


Las obras implican una inversión por parte del Gobierno nacional de $73 millones para la conexión de 269 viviendas a la red de agua, 122 al tendido eléctrico, y de otras 29 al servicio de cloacas. Asimismo, se ejecutarán 3030 metros de veredas.

De la firma participaron la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, la secretaria de Integración Socio Urbana, Fernanda Miño y representantes de la Mesa Nacional de Barrios Populares, integrada por organizaciones sociales de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), la organización TECHO y Caritas.

Las intervenciones se realizarán en los barrios Los Paraguayos, de Rafael Castillo, partido de La Matanza; Bicentenario, de Virrey del Pino, también en La Matanza; Tres de Febrero en Villa Albertina, Lomas de Zamora; Santa Paula II en Trujui, Moreno; y el Barrio Obrero de Cipoletti, Río Negro.

El Renabap es el resultado del Relevamiento Nacional de Barrios Populares, que reúne toda la información que se obtuvo al identificar y mapear más de 4.400 Barrios populares del país. Esto fue posible gracias al trabajo de la CTEP, la CCC, Barrios de Pie, Techo y Cáritas. Una vez que son relevadas y registradas, las familias pueden acceder a un Certificado de Vivienda Familiar expedido por ANSES, el cual les permite acreditar su domicilio ante cualquier autoridad pública nacional, provincial o municipal y solicitar servicios como la conexión a la red de agua corriente, cloacas, energía eléctrica, gas natural o transporte.

La Secretaría de Integración Socio Urbana tiene por objetivo articular y financiar acciones concretas con las organizaciones sociales, los municipios y los gobiernos provinciales para garantizar el acceso de los habitantes de los barrios populares a los servicios básicos, la salud, el trabajo, la educación, el transporte y la seguridad, así como a una mejor infraestructura.