El Gobierno nacional presentó el Plan Nacional de Adaptación a los Extremos Climáticos


El Secretario de Infraestructura y Política Hídrica, Ing. Pablo Bereciartua, en representación del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda que conduce Rogelio Frigerio, encabezó la apertura de la Jornada sobre “Adaptación a los extremos climáticos” que se llevó a cabo en el Palacio de las Aguas Corrientes, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La adaptación a los extremos climáticos es un tema estratégico para la Argentina, que cada vez tiene mayor frecuencia y que nos implica a todos los que hoy estamos presentes, a los representantes gubernamentales, a la sociedad civil, al sector privado”, destacó Bereciartua ante los representantes hídricos de nivel nacional, provincial y jurisdiccional. “Es nuestra tarea ofrecer conocimientos y desarrollo compartido, para enfrentar los impactos que éstos eventos producen”.

El Secretario destacó que en el último Foro Económico Mundial (World Economic Forum, WEF), se realizó una encuesta cuyos resultados demostraron que los temas vinculados al cambio climático fueron percibidos como los de mayores riesgos mundiales. “Los eventos producidos por los extremos climáticos superaron en votos a los temas geopolíticos entre países, económicos, biológicos y cibernéticos. En segundo lugar, se posicionaron los desastres naturales y en tercer lugar la falta de capacidad de adaptación a esos eventos y el cuarto lugar, lo ocupó la crisis del agua

Bereciartua destacó que la variabilidad climática es un tema de relevancia mundial y también nacional. Recordó que en los últimos tres años en Argentina se sucedieron eventos extremos, como los ocurridos en la ciudad de Comodoro Rivadavia, Chubut, y en las provincias de Tucumán, Catamarca y la región Centro del país.

También destacó el problema de sequía que atraviesa la provincia de Mendoza, que data de 9 años de emergencia hídrica. “Cómo llevar
una política pública de acuerdo a estas problemáticas, y cómo dirigir nuevas estrategias de adaptación a estos cambios, es la pregunta que hay que formularse” destacó. “Nosotros estamos en la tarea de generar estrategias más completas para la Argentina
”.

El encuentro contó con la participación del Director Nacional de Política Hídrica y Coordinación Federal Ricardo Ferreyra, el Presidente de Instituto Nacional del Agua (INA), Pablo Spalleti, y el ingeniero Oscar Duarte, del Consejo Hídrico Federal (COHIFE) entre otros representantes de la Provincia y Ciudad de Buenos Aires.

La Jornada se desarrolló en dos instancias, una plenaria y abierta al público por la mañana y dos talleres de trabajo sobre los ejes del Plan dictados en paralelo por la tarde. Con el fin de enriquecer la discusión, los talleres contaron con la presencia de representantes de cada jurisdicción.

El Plan Nacional del Agua (PNA) fue diseñado y puesto en marcha por la Secretaría dependiente del Ministerio del Interior Obras Públicas y Vivienda. El mismo está orientado a la planificación hídrica y cuenta con un financiamiento de 40 mil millones de dólares. Entre sus ejes principales incluye el desarrollo e implementación de medidas para la Adaptación a Extremos Climáticos, que ocupa el segundo lugar en importancia en inversión (10 mil millones de dólares), después del Eje de Agua Potable y Saneamiento.

La Adaptación a los extremos climáticos implica reducir el riesgo a partir de la disminución de la vulnerabilidad, ante los impactos por excesos (inundación) o déficit (sequía). La gestión orientada a la planificación hídrica busca coordinar entre todas las jurisdicciones involucradas, las acciones tendientes a proteger la vida de las personas y mitigar el impacto sobre bienes de la población, infraestructura y producción, frente a estos eventos extremos climáticos.