El Gobierno Nacional lanza un programa para la integración socio urbana de barrios populares

El Programa Argentina Unida por la Integración de los Barrios Populares financiará proyectos de infraestructura y mejoramiento del hábitat, para la integración de barrios y áreas urbanas vulnerables


Con la publicación en Boletín Oficial de la Resolución 52/2020, firmada por la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación María Eugenia Bielsa, se oficializó hoy la creación del Programa Argentina Unida por la Integración de los Barrios Populares que tiene por objetivo financiar proyectos de infraestructura urbana y mejoramiento del hábitat, tendientes a la integración de barrios y áreas urbanas vulnerables.

Con esta medida, se busca impulsar la integración socio urbana de los barrios incluidos dentro del Registro Nacional de Barrios Populares en Proceso de Integración Socio Urbana (RENABAP). Los proyectos podrán ser presentados por gobiernos municipales, provinciales, asociaciones o cooperativas, contemplando las necesidades particulares de cada territorio, y las obras que demanden deberán ser ejecutadas al menos en un 25% por organizaciones comunitarias y trabajadores de la economía popular, teniendo prioridad aquellas que realicen su actividad en los barrios a ser intervenidos.

El RENABAP depende de la Secretaría de Integración Socio Urbana, que conduce Fernanda Miño y tiene por objetivo articular y financiar acciones concretas con las organizaciones sociales, los municipios y los gobiernos provinciales para garantizar el acceso de los habitantes de los barrios populares a los servicios básicos, la salud, el trabajo, la educación, el transporte y la seguridad, así como a una mejor infraestructura.

Es en este marco que se crea el Programa Argentina Unida por la Integración de los Barrios Populares, para promover en el trabajo conjunto de los gobiernos nacional, provinciales y municipales, y en articulación con organizaciones de la sociedad civil, soluciones habitacionales concretas y proyectos de infraestructura urbana y mejoramiento del hábitat, tendientes a la integración de barrios y áreas urbanas vulnerables.

Los proyectos a presentar deberán apuntar a la mejora y ampliación del equipamiento social y de la infraestructura disponibles, el mejor acceso a los servicios públicos, el tratamiento de los espacios libres y públicos, la eliminación de barreras urbanas, la mejora en la accesibilidad y conectividad, el saneamiento y mitigación ambiental, el fortalecimiento de las actividades económicas familiares, el redimensionamiento parcelario, y/o la seguridad en la tenencia y la regularización dominial.

En este sentido, se proponen tres líneas de acción: ejecución de Proyectos de Obras Tempranas (POT), complementarias y/o de asistencia crítica; servicios vinculados a la formulación y elaboración de un Proyecto Ejecutivo General (PEG) para la Integración Socio Urbana; e Implementación de un Proyecto Ejecutivo General (PEG) para la Integración Socio Urbana.

Cabe destacar que tanto la implementación concreta de los proyectos como la ejecución presupuestaria del programa estarán monitoreados por la Auditoría General de la Nación.