El Gobierno nacional aprobó el primer proyecto privado para la construcción de viviendas sociales


La Secretaría de Vivienda de La Nación, dependiente del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, otorgó a una empresa constructora privada el primer Certificado de Inclusión en el Programa de Desarrollo de Vivienda Social. Esto permitirá a la firma beneficiada sumarse al “Programa de Vivienda Promocionada”, que ofrece diversos incentivos fiscales para desarrolladores inmobiliarios que presenten proyectos de construcción que contemplen al menos un 70% de viviendas, de las cuales un 50% deberán tener un valor de hasta $140.000 UVAs a fin de que puedan ser adquiridas a futuro por el segmento socioeconómico medio-bajo de la población.

De esta manera, sumando herramientas innovadoras, se busca incentivar la participación del sector privado en la política pública de acceso a la vivienda, generando mayor oferta a costes accesibles, lo cual ayuda a reducir el déficit habitacional existente en el territorio argentino.

En este caso, el certificado se expidió a nombre de la firma “Irigoyen 1428 SRL”, la cual presentó un proyecto denominado “9 de Julio Estudios”, para construir en la Ciudad de Buenos Aires una torre de 15 plantas con 104 unidades de 1 y 2 ambientes, local comercial, oficinas y cocheras.

Hace tiempo que venimos trabajando en conjunto con los actores del sector en pos de generar mejores condiciones para fomentar las inversiones en viviendas para sectores medios, y este beneficio es un ejemplo de ello”, resaltó el secretario de Vivienda Iván Kerr. Por su parte el director del Programa, Marcelo Busellini, hizo hincapié en la “agilidad, rapidez y seguridad” con que se han puesto a disposición de los desarrolladores esta serie de herramientas que incentivarán al sector de la construcción, las cuales “son producto del trabajo conjunto y articulado con distintos organismos del gobierno nacional”.

El Programa Vivienda Promocionada prevé exención total del IVA en el precio de venta final de las unidades y una devolución de hasta el 10% del IVA en el crédito fiscal acumulado durante la construcción.
Los proyectos que deseen aplicar deberán cumplir los requisitos mínimos urbanísticos (según tipo de proyecto) exigidos por la Secretaría de Vivienda de la Nación, así como ciertos estándares sustentables: eficiencia energética en la envolvente que cumpla el nivel B de la Norma IRAM 11.605; y utilización de Sistema Solar Térmico para agua caliente y de LED para el alumbrado público.

Además, deberán contar con un mínimo del 70% de uso destinado a vivienda, y al menos el 50% de las unidades habitacionales deberán ser de hasta 140 mil UVAS.

Para más detalles sobre el programa y sobre cómo presentar los proyectos, se puede visitar la web https://www.argentina.gob.ar/micasa/vivienda-promocionada.