El Gobierno extendió el subsidio de contención familiar dispuesto en 2006

Mediante el Decreto N° 655/2020, el Gobierno Nacional modificó el subsidio de contención familiar creado en 2006 con el objetivo de acompañar y cuidar a los sectores más vulnerables de la sociedad.


A través del Decreto N° 655/2020, el Gobierno Nacional extendió el alcance del subsidio de contención familiar, beneficio que rige desde 2006, a los familiares de aquellas personas que hubieran fallecido a causa del COVID-19 con el objetivo de acompañar y cuidar a los sectores más vulnerables de la sociedad.

En este sentido, el decreto establece un subsidio de 15.000 pesos a los familiares de personas fallecidas a causa del COVID-19, que al momento de su fallecimiento, se encontraban desocupadas, se desempeñaban en la economía informal o eran monotributistas.

A su vez, abarcará a los familiares de personas fallecidas que se encontraban inscriptos en el Régimen de Inclusión Social y Promoción del Trabajo Independiente, se desempeñaban como trabajadores y trabajadoras de Casas Particulares, eran titulares de la Asignación por Embarazo y/o eran titulares de la Asignación Universal por Hijo.

Por último, el subsidio que será administrado y otorgado por la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), se hará efectivo cuando el solicitante denuncie el fallecimiento y acredité haber sufragado los gastos del sepelio con la presentación de la factura extendida a su nombre por la empresa funeraria que realizó el servicio.