El Gobierno dispuso nuevas medidas sobre licencias laborales

En conferencia de prensa el ministro de Trabajo, Claudio Moroni y la secretaria de Gestión y Empleo Público, Ana Castellani, comunicaron las medidas en materia de empleo para controlar la propagación del COVID-19.


En conferencia de prensa el ministro de Trabajo, Claudio Moroni y la secretaria de Gestión y Empleo Público, Ana Castellani, comunicaron las medidas en materia de empleo para controlar la propagación del COVID-19.

El ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni, brindó una conferencia de prensa junto a la Secretaria de Gestión y Empleo Público, Ana Castellani, en la que se abordó el otorgamiento de licencias y la modalidad de trabajo remoto para empleados del sector público y privado, en el marco de las medidas impulsadas por el Gobierno Nacional en relación al coronavirus (COVID-19).

Procurando limitar desde el ámbito laboral la propagación del virus, se autoriza a todos los agentes del sector público nacional a no concurrir al lugar de trabajo, permitiéndoles trabajar desde sus domicilios en cualquiera de las modalidades de contratación. No están exceptuados de asistencia los agentes del sector público que presten servicios esenciales según lo determinen las autoridades de cada jurisdicción y que no puedan ser realizados desde sus domicilios.

Asimismo, se otorgan licencias a todos los agentes del sector público y privado que tengan hijos menores escolarizados. En este caso, la licencia se otorga a uno de los padres y/o tutores. En el caso de embarazadas, mayores de 60 (con excepción de aquellos que cumplan servicios esenciales) y grupos de riesgo de ambos sectores, quedan liberados de concurrir a su lugar de trabajo.

Durante la conferencia, se recomendó a las empresas del sector privado que trabajen con la mínima cantidad de empleados y que adopten medidas para trabajar a distancia, al tiempo que se instó a todos los niveles gubernamentales, provinciales y municipales, a sumarse a estas medidas.

Por último, se aclara que todo el personal del servicio público y privado de salud que no represente grupos de riesgo o posea enfermedades crónicas, se considera servicio esencial.