El Gobierno dispuso la suspensión de clases, licencias para mayores de 60 años y el cierre de fronteras por 15 días para minimizar la transmisión de COVID -19

Las nuevas medidas preventivas buscan retrasar la propagación del virus y ganar tiempo para administrar de manera eficiente el sistema sanitario. Al momento, el país no registra transmisión comunitaria.


El presidente de la Nación, Alberto Fernández, dispuso hoy una serie de mediadas destinadas a retrasar la propagación del nuevo coronavirus 2019 que consiste en suspender las clases y actividades con concurrencia masiva por 14 días. Además dispuso el otorgamiento de licencias a los mayores de 60 años y el cierre por 15 días de las fronteras y de todos los parques nacionales.

"Las escuelas van a estar abiertas atendiendo las otras obligaciones colaterales que tienen, como, por ejemplo, el alimento de muchos chicos", aclaró el Presidente durante la conferencia de prensa que brindó tras la reunión interministerial en el que también participaron los integrantes del Comité de Expertos formado por representantes de sociedades científicas.

“Además, hemos cerrado la frontera de la Argentina durante los próximos 15 días salvo obviamente a los argentinos nativos o residentes del país”, aclaró. El objetivo de esta medida es minimizar la posibilidad de ingreso y la propagación del virus al interior de la región. También el presidente advirtió que "no se van a poder desarrollar espectáculos deportivos o musicales" para reducir el contacto y que la transmisión sea lo menor posible.

Según el análisis de los resultados de las experiencias de China, Corea del Sur y de Italia, estas medidas contribuyen a retrasar la propagación del virus y minimizar el impacto en las personas.

Por otra parte, el Ministerio de Salud de la Nación recuerda las recomendaciones vigentes como minimizar el contacto físico a través de los saludos (beso, abrazo y estrechar las manos), favorecer el distanciamiento en lugares con aglomeración de personas y no compartir el mate, vajilla, ni utensillos.

También son importantes las medidas de higiene como el lavado de manos frecuente con agua y jabón; limpiar las superficies y los objetos que se usan con reiteración; ventilar los ambientes y cubrirse la nariz y la boca con el pliegue del codo o usar un pañuelo descartable al toser o estornudar y descartarlos de inmediato. Es fundamental el contacto rápido con el sistema de salud ante la presencia de fiebre y síntomas respiratorios.

Al momento, el país no registra transmisión comunitaria.