El Gobierno creó el Gabinete de Cambio Climático

Tiene el objetivo de poner a la Argentina en una posición de liderazgo en materia de cuidado ambiental.


El Gobierno anunció hoy la creación de un Gabinete de Cambio Climático que coordinará acciones de todos los ministerios y áreas de la administración.
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, hizo el anuncio junto con el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, en el marco de la celebración mundial por el Día de la Tierra y de la firma del Acuerdo de Paris sobre Cambio Climático en la sede de la ONU.
En la conferencia de prensa que se ofreció en Casa Rosada, Peña sostuvo que el Acuerdo de París representa para la Argentina “un gran avance para la humanidad” y dijo que el Gobierno aspira a que “pueda ser ratificado lo antes posible por el Congreso”.
En ese sentido, señaló que la búsqueda de mecanismos para resolver los problemas que plantea el calentamiento global es un compromiso del presidente Mauricio Macri que “excede lo político”.
Recordó que cuando asumió el actual Gobierno el pasado 10 de diciembre “estaba transcurriendo en ese momento la cumbre de París y la delegación argentina cambió la postura” para alinearse “junto con la mayoría de los países del mundo” que impulsaban “metas agresivas” en términos de reducción global de temperaturas.
Apuntó que el Gobierno también creó en su primer día de gestión el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable con el fin de “jerarquizar la capacidad del Estado y las provincias para impulsar políticas” sobre este tema.
Respecto de la decisión de crear el Gabinete de Cambio Climático, Peña señaló que será un instrumento que llevará esta política de manera transversal a todos los estamentos del Gobierno.
“Es un paso más en la dirección correcta para poner a la Argentina en un lugar de liderazgo” frente a este desafío, subrayó.
Por su parte, el ministro Bergman puso de relieve que la decisión está a tono “con una visión humanista” porque, “cuando uno degrada el ambiente, degrada a la humanidad”.
En ese marco, destacó también la importancia de ir avanzando hacia los cambios que son necesarios en la matriz energética para poder desarrollar actividades productivas con fuentes de generación “limpias y renovables”.
El Acuerdo de París es el instrumento legal en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático que fue adoptado en diciembre de 2015 en la capital francesa.
En la ocasión, 192 países se comprometieron a adoptar objetivos de reducción de emisiones, de modo cuantificado y comparable, que se conoce como Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC).
Las medidas y políticas orientadas a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero deben ser actualizadas cada cinco años, de acuerdo con la evolución de sus resultados.