El Ejército firmó un convenio con el Gobierno de Salta

Se trata de un acuerdo para habilitar la perforación de pozos ante la escasez de agua potable que afecta a sectores de la provincia.


Participaron de la firma el gobernador de Salta, doctor Gustavo Sáenz, y el jefe del Estado Mayor General del Ejército, teniente general Claudio Ernesto Pasqualini.

Los acompañaron el director del Instituto Provincial de la Vivienda de Salta, Gustavo Carrizo, y el director de Ingenieros e Infraestructura, general de Brigada Gustavo Garcés Luzuriaga. Al finalizar, las autoridades presentes fueron recibidas por el ministro de Defensa, ingeniero Agustín Rossi.

En virtud de este convenio, la Fuerza se ocupará de la proyección y búsqueda de agua potable para la posterior perforación de los pozos en sitios estratégicos. También enviará a las comunidades dispersas en el territorio las plantas potabilizadoras móviles, que disponen de capacidad para envasar y distribuir agua potable. Además de las nuevas obras previstas, se trabajará en los pozos existentes, ya que muchos de ellos están fuera de servicio o con servicio limitado.

Estas plantas están provistas en todas las unidades de Ingenieros, que constituyen las unidades militares de respuesta a la emergencia encargadas de prestar apoyo a la comunidad. Los elementos de Ingenieros de las distintas brigadas del país han recibido un equipamiento especial para realizar este tipo de actividades.

“La firma del convenio es una ratificación más del trabajo que viene haciendo el Ejército con nosotros y con la sociedad”, expresó el titular del Instituto Provincial de la Vivienda de Salta. Agregó que la Fuerza “tiene una forma de organizarse de la cual nosotros vamos aprendiendo y el grupo humano es valorable”.

Para tales fines, el Ejército dispondrá de los equipos de la Compañía de Ingenieros de Agua 601 de la Agrupación de Ingenieros de Campo de Mayo, que se trasladarán desde Buenos Aires con el fin de obtener agua en cantidad y en calidad adecuada para el consumo. Asimismo, la Compañía contará con el apoyo logístico del Batallón de Ingenieros de Montaña 5 de Salta y sus maquinarias viales. A su vez, hay otras agencias provinciales que participan de forma coordinada, como la empresa Aguas del Norte y los equipos técnicos del Ministerio de Infraestructura provincial.

Algunas de estas tareas comenzaron en el mes de diciembre con la distribución de agua en Campo Quijano y localidades cercanas a Salta capital, a raíz de un pedido de apoyo de la provincia.

Se trata de afrontar la situación de vulnerabilidad y limitaciones en el abastecimiento de servicios básicos de agua potable, que viene afectando a más de 10 mil personas, diseminadas en un espacio de 400 mil hectáreas. Próximamente, se trabajará en los partidos de Rivadavia y San Martín.

La primera perforación está prevista en la localidad de Salvador Maza, y se estima que la profundidad alcanzará los 250 metros. En estos momentos, ya se encuentran equipos interagenciales operando en el lugar con equipos que tienen capacidad de perforar hasta 500 metros.

Los costos de la operación –insumos, combustibles, víveres y viáticos necesarios para el desarrollo de las operaciones– serán afrontados por el Estado provincial.

Las ventajas de este convenio en el marco del Estado incluyen: la celeridad para iniciar los trabajos, los costos relativos menores y el empleo de personal, infraestructura y equipamiento militar con capacidad dual, es decir, diseñados para el empleo en el marco de un conflicto armado, pero con posibilidad de empeñarse en apoyo a la comunidad.

En palabras del gobernador, este convenio “permitirá llevar agua a las poblaciones más vulnerables de la provincia de la forma más rápida y eficiente posible empleando todos los recursos a disposición del Estado provincial y el Ejército Argentino”.