El diagnóstico nacional de montañas será actualizado junto a cuatro universidades

Mediante la suscripción de convenios, el Ministerio de Ambiente Nacional y un grupo de casas de estudio se comprometieron a trabajar en la ampliación de información sobre estos territorios.


El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a cargo de Juan Cabandié, suscribió convenios marco con las universidades nacionales de Córdoba (UNC), Cuyo (UNCUYO), Catamarca (UNCA) y Comahue (UNCOMA), con el propósito de impulsar acciones de cooperación, complementación e intercambio de información científica y técnica, para actualizar y ampliar el diagnóstico de montañas a nivel nacional. De esta forma, la cartera nacional de Ambiente busca contribuir con la información más reciente sobre los territorios montañosos.

En la reunión, que fue realizada de forma remota, el ministro Juan Cabandié destacó la importancia de contar con este trabajo y sostuvo: “es sumamente importante para la preservación y la conservación de estos ecosistemas”, y agregó, “poder hacerlo con las universidades públicas es una alegría, es como debe ser”. “Confiamos mucho en lo que podamos desarrollar juntos a partir de la firma de estos convenios.”

En tanto la titular de la Unidad de Gabinete de Ministros, Soledad Cantero, resaltó que la actualización y diagnóstico nacional de las zonas de montañas de la República Argentina, se enmarca en un proceso fuerte de generación de políticas públicas ambientales que “están permitiendo achicar la brecha entre las demandas reales del territorio y lo que se puede generar desde el Estado”.

Este trabajo, que será encabezado mediante la Dirección Nacional de Planificación y Ordenamiento Ambiental del Territorio de la Secretaría de Política Ambiental en Recursos Naturales, buscará renovar la información disponible sobre los atributos espaciales y geográficos, analizar los capitales ambientales, económicos, sociales e institucionales, al mismo tiempo que describir las principales problemáticas que afectan el desarrollo de las comunidades rurales que viven en zonas de montaña. Contar con las bases científicas y la participación de las universidades de la región garantizarán una formulación eficaz y una implementación coordinada.

Cabe recordar que el primer diagnóstico de montañas fue realizado en el año 2011. En este sentido, el director nacional de Planificación y Ordenamiento Ambiental del Territorio, Abelardo Llosa, señaló: “estamos de cara a una actualización y ampliación de aquel diagnóstico, con cuatro universidades públicas y con fondos del Tesoro Nacional, en una clara política de puesta en valor del Estado, de las universidades públicas y del conocimiento argentino”.

El objetivo de este trabajo es realizar un ordenamiento ambiental del territorio en las montañas para conservar todos los bienes y servicios ecosistémicos, necesarios para la comunidad. Asimismo, será un diagnóstico y pronóstico, ya que contará con una mirada prospectiva a partir de la identificación y cuantificación de variables, que permitirán identificar cuáles son los posibles escenarios para nuestras montañas en el futuro.

Por su parte, los representantes de las universidades nacionales presentes en la reunión celebraron la iniciativa de la cartera nacional de Ambiente de impulsar este trabajo de carácter federal, que reivindica todo lo que el sistema universitario puede brindarle al país.

Participaron del evento, la directora de Seguimiento de Gestión de la misma cartera, Cristina Ruiz del Ferrier y el equipo técnico de la Dirección de Planificación y Ordenamiento Ambiental del territorio.

En representación de las distintas casas de estudio, formaron parte del encuentro los rectores: Hugo Juri de UNC, Daniel Pizzi, de UNCUYO; Flavio Fama, de UNCA; Gustavo Crisafulli de UNCOMA; y el decano de la Facultad de Agronomía, Marcelo Conrero también de UNC.