El comienzo del camino a Tokio de la mano de un robot

Mauro Depérgola, campeón parapanamericano en tenis de mesa, y su particular manera de practicar tras recuperarse de su operación en el hombro.


Mauro Depérgola se clasificó a los Juegos Paralímpicos de Tokio en los Parapanamericanos de Lima 2019, tras ganar la medalla dorada en tenis de mesa en la Clase 5. En ese momento jamás imaginó todo lo que sucedería después…

“Todavía recuerdo la felicidad de aquel día y la ilusión de que llegara el 2020 y viajar a Tokio. Sin embargo todo fue muy raro: primero un dolor en el hombro que se hizo cada vez más intenso y terminó en una lesión que hubo que operar. Y justo un día después que salí del quirófano se declaró la cuarentena y el mundo cambió por completo. Yo tengo un solo riñón y soy parapléjico, por lo que soy de riesgo. Por eso me cuido al extremo. Mi objetivo está en Tokio”, comentó para deportes.gov.ar Depérgola.

Y reconoció: “Todo lo que está pasando con la pandemia es muy feo, pero al menos me sirvió para ganar tiempo con el tema del hombro, Si los Juegos Paralímpicos hubiesen sido este año no iba a poder competir en buenas condiciones. Ahora llegaré al cien por ciento”.

En medio de esta situación, Depérgola encontró un buen aliado: Robopong, un robot que le permite trabajar diferentes aspectos del juego: reacción, puntería y efectos, entre otras cosas. Incluso se lo puede programar para varar la demora entre el lanzamiento de cada pelota.

Depérgola tiene además en su vitrina otras dos medallas parapanamericanas, ambas plateadas, la de San José de Costa Rica 2013, con la que se clasificó al Mundial de 2014; y la de los Juegos de Toronto 2015. Y ya tiene la experiencia de ser Paralímpico, por su presencia en Río 2016.