El CMFI también le solicitó al FMI revisar su política de sobrecargos y reasignar DEG hacia países de ingresos bajos y medios

 


El Comité monetario y financiero internacional (CMFI), entidad asesora de la Junta de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional (FMI), destacó este jueves en su comunicado la necesidad de que el organismo de crédito revise su política de sobrecargos y le solicitó que reasigne los Derechos Especiales de Giro (DEG) de naciones desarrolladas a países de ingresos bajos y medios.

En línea con lo que viene proponiendo el G20 y el G24, el CMFI expresó en su comunicado que espera una “actualización sobre la política de sobrecargos” del FMI y que “el Directorio Ejecutivo del FMI realice más análisis al respecto en el contexto de la revisión intermedia de los saldos precautorios”.

En relación a la nueva asignación de DEG, el Comité apoyó la propuesta de “buscar opciones para la canalización voluntaria de los DEG de los miembros con fuertes posiciones externas, de acuerdo con sus procesos internos, en beneficio de los países de bajos ingresos y de los países vulnerables de ingresos medios”.

Asimismo, se respaldó el establecimiento de un Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad (RST) en el FMI, con el fin de proporcionar financiación asequible a largo plazo para apoyar a los países que emprendan reformas macro-críticas para reducir los riesgos para la estabilidad de la balanza de pagos en el futuro, incluidos los relacionados con el cambio climático y las pandemias.

En este sentido, se señaló que el RST debería preservar las características de los activos de reserva de los DEG. Además, se hizo un llamamiento al FMI para que desarrolle e implemente el RST y colabore estrechamente con el Banco Mundial en este proceso, y para que preste apoyo técnico en la exploración de opciones viables para canalizar los DEG a través de los bancos multilaterales de desarrollo. “Pedimos que otros miembros del FMI firmen acuerdos voluntarios de comercio de DEG para mejorar la capacidad del mercado”, se agrega en el comunicado.

El Comité también celebró el apoyo continuo del FMI a los miembros que enfrentan necesidades de balanza de pagos, a través de acuerdos de tramos de crédito superiores. En esta línea, se respaldó “el compromiso del G20 de redoblar los esfuerzos para aplicar el Marco Común para el tratamiento de la deuda, acordado también por el Club de París, de forma oportuna, ordenada y coordinada, con el apoyo conjunto del FMI y el Banco Mundial, así como la amplia agenda del FMI sobre sostenibilidad de la deuda, transparencia y reestructuración”.

Con respecto a la recuperación económica a nivel global, se aclaró que aún persisten las divergencias entre las economías, lo que refleja las marcadas diferencias en el acceso a las vacunas y las políticas de apoyo. Además, se advirtió que la aparición de variantes del virus ha aumentado la incertidumbre, y los riesgos para la recuperación se inclinan a la baja. “La crisis está exacerbando la pobreza y las desigualdades, mientras que el cambio climático y otros retos compartidos se están volviendo cada vez más acuciantes y requieren nuestra atención urgente”, añadieron los representantes del CMFI.

Por este motivo, se aseguró que se necesita una fuerte cooperación internacional y una acción inmediata para acelerar la vacunación universal con el fin de detener la propagación de la pandemia, limitar las divergencias y apoyar una recuperación inclusiva en todas partes. En este sentido, se agradeció al Grupo de Trabajo de Líderes Multilaterales sus esfuerzos y promovemos a que trabaje para acelerar el acceso y la entrega de herramientas para enfrentar el COVID-19 en el territorio.

Finalmente, en relación al cambio climático, el CMFI apoyamos que el FMI intensifique su labor - en consonancia con su mandato - para identificar y gestionar los riesgos macro-financieros y las implicaciones macro-críticas de esta problemática, la digitalización incluido el dinero digital, la fragilidad y la desigualdad, asegurando al mismo tiempo una colaboración eficaz y continua con los socios.

El CMFI asesora e informa a la Junta de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional acerca de la supervisión y gestión del sistema monetario y financiero internacional, incluidas las respuestas al desarrollo de acontecimientos en la economía global. El Comité tiene 24 miembros, que son gobernadores de bancos centrales o ministros y que provienen de los 190 países miembros del FMI. Estos 24 miembros, son representados por un Director Ejecutivo, que representan cada una de las jurisdicciones (Sillas) que compone la estructura de gobernanza del FMI.

Communiqué of the Forty-Fourth Meeting of the IMFC