El Centro Internacional de Diseño del Conocimiento “Tomás Maldonado” y la UBA firman acuerdo de cooperación

Servirá para la capacitación e intercambio de recursos humanos, junto con la utilización de equipamiento en proyectos multidisciplinarios.


El Centro Internacional de Diseño del Conocimiento “Tomás Maldonado”, que funciona bajo la órbita del Ministerio de Ciencia de la Nación (MINCYT), firmó un memorando de entendimiento con la Universidad de Buenos Aires (UBA), con el propósito de colaborar en proyectos interdisciplinarios vinculados al diseño del conocimiento, la capacitación de recursos humanos, la realización de conferencias, seminarios y cursos de formación, y la implementación de actividades de investigación científica.

La firma del convenio estuvo a cargo del titular del MINCYT, Lino Barañao, y el rector de la UBA, Alberto Barbieri. En el encuentro también participaron: el embajador de Italia en Argentina, Giuseppe Manzo, junto con el agregado científico, José Kenny; la directora del Centro “Tomás Maldonado”, Roxana Garbarini; y el director de Proyectos Estratégicos, Sebastián Guerriere. Por parte de la casa de altos estudios, asistieron: el secretario de Planificación de Infraestructuras, Eduardo Cajide; los decanos saliente y entrante de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, Luis Bruno y Guillermo Cabrera, respectivamente; el decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Cesar Albornoz; y el secretario de Ciencia y Técnica, Aníbal Cofone.

En ese marco, el ministro Barañao consideró: “El diseño es una de las disciplinas en las cuales Italia destaca de manera superlativa. Por ello, al crear un instituto en colaboración con este país comprendimos que la temática debía estar presente; una idea que fue evolucionando hasta finalmente abarcar más allá del diseño industrial”. Luego, agregó: “Pensamos al diseño como un nexo entre diversas zonas del conocimiento, entre ellas la geometría y las neurociencias, ya que existen ciertas formas que nos resultan agradables y el desafío es entender por qué”.

Por su parte, el rector Barbieri expresó: “El diseño es un área que, nos parece, debe potenciarse porque tiene mucho para ofrecer a la UBA en particular, y al conocimiento en general. En efecto, recientemente hemos creado una secretaría cuya incumbencia será todo lo relativo a la aplicación de las tecnologías y el diseño a los diferentes procesos horizontales de las ciencias”.

A su turno, el embajador Manzo agradeció la cooperación con el MINCYT y con la UBA, y señaló: “El diseño y la mecánica son dos áreas que el propio Leonardo [Da Vinci] fue de los primeros en conjugar, por lo cual es para nosotros una gran satisfacción trabajar con ustedes en esta disciplina con tanto futuro”.

El acuerdo tiene entre sus objetivos promover el intercambio, la transferencia de conocimientos científicos y tecnológicos, la formación y capacitación de recursos humanos entre ambas instituciones en diversas temáticas vinculadas al diseño del conocimiento. Además, se buscará elaborar y ejecutar proyectos de investigación y desarrollo orientados a la generación de nuevos conocimientos.

Asimismo, el documento apunta al desarrollo de metodologías de transferencia del diseño hacia la participación interdisciplinaria de equipos de investigación; la formación de expertos con competencias tecnológicas para mejorar la calidad de los productos y para realizar que se logren nuevos; y la elaboración de líneas de investigación sobre la relación entre el diseño y las nuevas tecnologías para poner a disposición de las empresas y otras instituciones.

Acerca del Centro “Tomás Maldonado”

El Centro promueve la implementación de proyectos interdisciplinarios en áreas estratégicas en donde el diseño sea la herramienta de innovación. Además, busca generar un espacio de interacción con el resto de los institutos del Polo Científico Tecnológico de Palermo y sus socios internacionales como Italia.

Se creó a partir de la firma de un convenio de cooperación con Italia entre el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva; el Politécnico de Milán; el Alma Mater Studiorum de la Universidad de Bolonia; la Universidad Iuav de Venecia; y la Segunda Universidad de Nápoles realizada en 2011.

En dicha firma se suscribió una carta de intención para la constitución del centro bilateral de Diseño Industrial con el objetivo de estimular la colaboración entre universidades, centros de investigación y empresas de ambos países. De esta forma, Italia se incorporó como el primer socio internacional.

El Centro lleva su nombre en homenaje al reconocido diseñador industrial, profesor Tomás Maldonado, quien tuvo un rol fundamental en el campo de las artes visuales y del diseño industrial en la Argentina.