El CAJ de San Rafael, en Mendoza, reabrió sus puertas para la atención al público

Siguiendo un riguroso protocolo, la oficina ubicada en Comodoro Luis Pi 220, Barrio Constitución, recibe consultas de lunes a viernes de 9 a 16 hs.


El lunes 21 de septiembre se abrieron nuevamente las puertas del CAJ de San Rafael, situado en Comodoro Luis Pi 220, en el Barrio de Constitución. El equipo del CAJ se encuentra brindando atención presencial para resolver cualquier tipo de cuestión relativa al acceso a la justicia en la comunidad.

Con un riguroso servicio de limpieza constante y siguiendo el protocolo de distanciamiento, el CAJ recibe consultas en los dos espacios designados para la atención interdisciplinaria. Se podrá ingresar de a dos consultantes, previa toma de temperatura en la puerta. Actualmente San Rafael se encuentra en fase 5 de Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DSPO).

El equipo de profesionales del CAJ tiene la responsabilidad de ofrecer orientación, acompañamiento y ayuda legal en cuestiones de familia, vivienda, conflictos vecinales, de consumidores; y a la vez facilita la asistencia en trámites de seguridad social, asignaciones y documentación, entre otras.

Los días jueves, el equipo del CAJ realiza una itinerancia en el SUM del Barrio el Molino en el horario de 9 a 13 hs.

Durante el período de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), el CAJ de San Rafael atendió un total de 2057 consultas. El 75,21% se centró en consultas relacionadas con programas sociales o cuestiones administrativas, mientras que el 13,14% respondió a consultas abordadas por los equipos interdisciplinarios de trabajo social y psicología, en su mayoría relacionados con temas de documentación. Por último, el 11,65% restante tuvo que ver con asesoramientos de naturaleza legal.

Durante el DSPO las vías de contacto virtual seguirán funcionando normalmente. Las vías para comunicarse son:

Los CAJ son oficinas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos que brindan servicios de atención legal primaria integral en las que se asesora, asiste y acompaña a personas que enfrentan barreras y/o problemas para el ejercicio de sus derechos, o experimentan conflictos interpersonales y/o legales.

En esta nueva etapa de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DSPO), la Dirección Nacional de Promoción y Fortalecimiento para el Acceso a Justicia (DNPFAJ) se propuso fortalecer las buenas prácticas obtenidas el trimestre anterior y expandir sus herramientas para alcanzar a la mayor cantidad de personas en situación de vulnerabilidad.