El Banco Nación junto al Ministerio de Trabajo lanzan créditos para la promoción del trabajo registrado

En el marco del Plan Nacional de Regularización del Trabajo No Registrado, el Banco de la Nación Argentina a instancias del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, creó una línea de crédito por nómina salarial para empresas Pymes denominada “Financiación de capital de trabajo a empresas que mantengan la fuente laboral”.


En el marco del Plan Nacional de Regularización del Trabajo No Registrado, el Banco de la Nación Argentina a instancias del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, creó una línea de crédito por nómina salarial para empresas Pymes denominada “Financiación de capital de trabajo a empresas que mantengan la fuente laboral”.

Esta línea favorece a las empresas que cumplen con sus obligaciones legales e incentiva la contratación de nuevos trabajadores y facilita el acceso al crédito.

El monto a otorgar a las Pymes, sería hasta el valor de la nómina salarial de un mes, tomándose como base el promedio de los salarios que la empresa declare ante el ANSES en un período no menor de seis meses.

Las condiciones de la línea serán las siguientes:

Modalidad: En pesos.

Usuarios: Empresas Pyme bajo cualquier forma societaria o unipersonal de los sectores industrial, comercial, servicios, agropecuario, minero u otra actividad económica.

Destinos: Financiación de necesidades de capital de trabajo.

Montos: Hasta el importe de la nómina salarial de un mes, tomándose como base el promedio de los salarios que la empresa declare ante la ANSES, con un máximo por empresa o grupo económico de hasta $ 300.000 (pesos trescientos mil).

Plazos y Amortizaciones: Hasta un máximo de 12 meses.

Interés: Tasa variable a fijar, actualmente es del 13,75% nominal anual.

Los servicios de interés serán pagados en forma mensual y en cada vencimiento se aplicará una bonificación del 15% sobre el monto exigible de interés siempre que el cliente cancele los servicios de capital e interés en tiempo y forma.

Con este esquema se promueve el trabajo registrado, al mismo tiempo que se financia la actividad de empresas, que hasta ahora han tenido limitado el acceso al crédito.