El Archivo General avanza en la conservación de los negativos en placa de vidrio del fondo Witcomb

En el marco del proyecto presentado ante IBERARCHIVOS, el Archivo General de la Nación (organismo dependiente del Ministerio del Interior) y la Asociación Internacional para la Protección del Patrimonio Cultural (ASINPPAC) avanzan en la conservación y la descripción analítica de los negativos en placa de vidrio del fondo Galerías Witcomb SRL que conserva el organismo.


En el año de su Bicentenario, y en medio de la mudanza más importante de su historia, el Archivo General de la Nación avanza en otros proyectos que apuntan a mejorar las condiciones de conservación y accesibilidad de su patrimonio. En este sentido, los negativos en placa de vidrio de gran formato del fondo Galerías Witcomb SRL, comenzaron a ser intervenidos por un equipo de trabajadoras que fueron capacitadas para tal fin.

Este proyecto en conjunto entre AGN y ASINPPAC se enmarca en el programa Iberarchivos, que todos los años otorga financiamiento a proyectos archivísticos en toda ibero-américa.

El material que está siendo intervenido corresponde al Fondo Galerías Witcomb, Estudio Fotográfico Buenos Aires. Se trata de 200 unidades de conservación y se estima que en total van a ser intervenidos cerca de 3000 negativos. Estas piezas, gelatinas en soportes de vidrio de gran formato (24x30, 30x38 y 40x50), fueron muy utilizadas desde mediados del siglo XIX hasta entrado el siglo XX.

Las tareas de equipamiento, compra de insumos y el re-acondicionamiento de los lugares de trabajo comenzaron en julio y a fines de agosto se comenzó con la intervención de la documentación. Dicha intervención implica la limpieza y la realización de las guardas primarias y secundarias para los negativos. Paralelamente a esta actividad, se está realizando un inventario analítico por unidad documental donde se está profundizando en la identificación de series documentales.

Una de las características de estas piezas es su fragilidad.

En este sentido, Rocío Caldentey, especialista del Archivo General de la Nación, indicó que al momento de manipular estas piezas hay que tener en cuenta dos elementos básicos:

“El primero es el de la manipulación, ya que al tratarse de soporte vidrio los negativos son muy frágiles. Por esta razón se recomienda su manipulación con guantes de nitrilo. Por otra parte, es fundamental trabajar en condiciones ambientales controladas ya que las características de los documentos fotográficos los hace particularmente sensibles a las variaciones bruscas de temperatura y humedad.”

Se estima que a mediados del año 2022, este trabajo estará concluido.