El 1º de octubre celebramos el "Día Internacional de las Personas Mayores"

Con el lema “Valoremos el rol activo de las personas mayores en sus comunidades”, la SENAF destaca el compromiso colectivo de las vejeces para cuidarse a sí mismas y de esa forma poder cuidarnos a todos, en el contexto de la emergencia sanitaria mundial por COVID-19.


En el Día Internacional de las Personas Mayores, que se celebra el 1° de octubre en todo el mundo, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a través de su Dirección Nacional de Políticas para Adultos Mayores de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, refuerza el valor y el rol fundamental de las personas mayores en sus comunidades.

Más aún, en este contexto de emergencia sanitaria mundial por COVID-19. La fecha fue establecida por la Asamblea General de las Naciones Unidas como un día para generar acciones, sensibilizar y concientizar sobre los derechos de las personas mayores y su lugar en la sociedad.

“La pandemia por COVID-19 ha afectado con mayor gravedad a personas de más de 60 años, por lo que fueron consideradas como uno de los principales “grupos de riesgo” en este contexto. No obstante, es oportuno destacar que, al mismo tiempo, el hecho de ser personas mayores no implica que todas sean “frágiles” o “débiles”, dijo Tomás Pessacq, Director Nacional de Políticas para Adultos Mayores.

Asimismo, señaló: “en esta fecha, queremos revalorizar su rol en la sociedad y su contribución al desarrollo, tal como lo establece la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores. Incluso en una situación crítica como la actual, las personas mayores además de cuidarse a sí mismas, asumen un compromiso colectivo, ya que de este modo también están cuidando a toda su comunidad”.

Por su parte, el Secretario Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, Gabriel Lerner, aseguró: “desde que se decretó la emergencia sanitaria, en marzo último, la SENAF comenzó a implementar un conjunto de medidas para atender las diversas realidades y necesidades de las personas adultas mayores, dando prioridad a esos requerimientos específicos”.

Entre ellas, se destacan las medidas implementadas en las Residencias de Larga Estadía de su dependencia, orientadas a garantizar el bienestar de las personas mayores que residen en ellas y también a quienes trabajan en esos lugares, a través del diseño e implementación de protocolos de actuación en el marco de la pandemia.

También se generaron distintos convenios con cooperativas de cuidadoras y cuidadores domiciliarios, se atendieron las situaciones de poli empleo; se entregaron kits de emergencia y elementos de protección personal, entre otros recursos destinados a garantizar las condiciones de atención y seguridad sanitaria en las residencias.

Al mismo tiempo, se trabaja en forma articula con la Secretaría de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en el marco del programa “El barrio cuida al barrio” para realizar un acompañamiento específico a la población mayor de 60 años en situación de riesgo. Como apoyo para desarrollar esta tarea, se elaboró una guía destinada a promotoras y promotores comunitarios.

Además, se llevaron adelante diversas acciones en articulación con las áreas provinciales de personas mayores, con organizaciones de la sociedad civil, asociaciones e instituciones que trabajan con la población mayor del país y también se han generado materiales de comunicación con pautas de cuidado para personas mayores, familiares y para cuidadoras y cuidadores domiciliarios. En esta línea, se publicó una guía de recomendaciones para quienes conviven o cuidan a personas mayores con Alzheimer, deterioro cognitivo y/u otras demencias.