Ejercicio de calificación y recalificación de nadadores de rescate

Se realizó en el canal de ingreso a la Base Naval Puerto Belgrano, a bordo del remolcador ARA “Tehuelche”


Puerto Belgrano – Ayer por la mañana, a bordo del remolcador “Tehuelche”, personal de la División Nadadores de Rescate de la Flota de Mar y cursantes, realizaron un ejercicio de abandono y supervivencia específico para las funciones que cumplen.

Esto se dio en el marco de las pruebas para la finalización del curso dictado por el Centro de Instrucción y Adiestramiento en Técnicas y Tácticas Navales (CITT); y de recalificación para el personal de la División.

Bajo la atenta mirada de los instructores, personal del gabinete psicopedagógico y de la jefatura de cursos del CITT; el personal participó de una evaluación por estaciones. Las mismas estaban marcadas por tres tipos de embarcación: el remolcador, una balsa salvavidas y un bote.

Esta suerte de “postas”, les permitió a los cursantes realizar diferentes tipos de ejercicio como lo fueron salto de borda; rescate en el agua; permanencia en balsa y RCP. Además, fueron puestos a prueba en técnicas de nado con corriente transversal a fin de alcanzar una marcación ubicada a más de 500 mts.

En esta instancia los instructores evalúan las decisiones que los cursantes toman frente a las diferentes situaciones que se les proponen. Es una manera de evaluar no sólo los conocimientos adquiridos durante las instancias teóricas, sino también de observar lo actitudinal y el manejo de las emociones al momento de actuar bajo presión, con cansancio, entre otros factores. Por su parte, el personal que recalificaba fue evaluado con una mirada tendiente a buscar el perfeccionamiento de la técnica.

Las Licenciadas Mariana Miño y Juliana Ansorena del Gabinete Psicopedagógico del CITT; también embarcaron en el remolcador a fin de realizar la evaluación de los cursantes. La misma consistió, en líneas generales, en la observación del desempeño del personal frente a situaciones de cansancio físico, stress y resolución de tareas. Además, también tuvieron una instancia de entrevista individual con cada cursante.

El ejercicio se realizó en el canal de acceso a Puerto Belgrano, lo cual posibilitó desarrollar las pruebas en un ambiente con condiciones similares a las que se dan durante cualquier navegación. La seguridad del ejercicio fue una tarea conjunta entre personal y medios del CITT, Comando de la Flota de Mar y el Hospital Naval Puerto Belgrano.