Dos financiamientos complementarios del MINCyT potencian las capacidades de diagnóstico en Misiones

Se trata del fortalecimiento del laboratorio del Grupo de Investigación en Genética Aplicada (GIGA) y de la instalación del laboratorio BSL 2+, ambos en la Universidad Nacional de Misiones, que permitirán trabajar en forma separada, y a la vez suplementaria, la manipulación patológica de virus y el procesamiento de muestras inactivadas.


El relevamiento de las capacidades existentes en materia de ciencia y tecnología, junto con el trabajo articulado entre Nación, provincias, municipios, organismos del sistema científico-tecnológico y universidades nacionales, permiten diagramar estrategias más precisas que resulten en una integración virtuosa entre lo nuevo y lo instalado. Tal es el caso de la provincia de Misiones, donde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación (MINCyT), otorgó financiamiento a la Universidad Nacional de Misiones para el fortalecimiento del laboratorio del Grupo de Investigación en Genética Aplicada (GIGA) y para la instalación de un laboratorio de Bioseguridad Nivel 2+, que permitirán potenciar de forma complementaria las capacidades de diagnóstico de la provincia tanto del virus SARS-Cov-2 como de muchos otros.

Julián Ferreras, investigador responsable de uno de los proyectos y miembro del Grupo de Investigación en Genética Aplicada (GIGA), perteneciente al Instituto de Biología Subtropical (UNaM-CONICET), explicó que la decisión de integrar la labor de ambos laboratorios “sigue el objetivo de optimizar los recursos existentes y nos plantea el desafío de trabajar en conjunto de forma integral y comunitaria, sumando las capacidades de cada sector y dejando una capacidad instalada en la universidad que será de utilidad no solo para el caso del SARS-Cov-2 sino también para el análisis de otras patologías y el abordaje de nuevos proyectos”.

Por su parte, el secretario de Ciencia y Técnica de la UNaM, Pedro Zapata, detalló el uso y objetivo de cada laboratorio “mientras que el Laboratorio GIGA se va ocupar de la secuenciación, investigación de casos asintomáticos y puesta a punto de los protocolos, entre otros aspectos, el Laboratorio BSL 2+, con financiamiento del PEI, fue pensado para incorporar a la universidad una capacidad de trabajo de nivel de bioseguridad 2 y 2+, que hasta el momento no teníamos, y que nos permite trabajar, además de con el COVID, con otros patógenos de enfermedades que en nuestra provincia son endémicas y que también requieren atención”.

Zapata agregó que la idea “es que las y los investigadores, que se encuentran en distintas líneas de trabajo, realicen en sus laboratorios la parte menos sofisticada y cuenten con este nuevo laboratorio, dotado con equipos específicos de última generación, para continuar con la parte más sofisticada”.

El trabajo articulado entre ambos laboratorios permitirá potenciar la generación de conocimiento, incrementar la cantidad de testeos, prestación de servicios, capacitación y formación de recursos humanos y aportar facilidades estratégicas relacionadas con el diagnóstico, vigilancia epidemiológica y genómica del COVID-19, en contexto de pandemia y post pandemia, como así también el abordaje de otras enfermedades endémicas y emergentes de la región como el dengue, zika, chikungunya y el HPV, entre otras.

A través del Programa de Evaluación Institucional (PEI), el MINCyT promovió el financiamiento del proyecto de instalación del laboratorio BSL 2+ por medio de un trabajo articulado con la UNaM mientras que en el caso del proyecto del laboratorio GIGA, la Subsecretaría de Federalización de la Ciencia, Tecnología e Innovación del MINCyT, en articulación con la Agencia Ejecutiva de Desarrollo e Innovación Tecnológica de la provincia de Misiones, autoridad de aplicación en el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECyT), fue quien avaló el proyecto de la UNaM para su presentación a la convocatoria.

El presidente de la Agencia provincial, Nicolás Daviña, destacó que el marco de emergencia provocado por la pandemia “otorgó una nueva perspectiva para los planes de ciencia, tecnología e innovación a nivel provincial. El proyecto en cuestión ha presentado una vinculación directa entre investigadores de universidades y el sistema de salud provincial y la complementariedad entre ambos laboratorios permite tener acceso a una capacidad extra instalada de alta complejidad tanto en infraestructura como en equipamiento y recursos humanos. A su vez, fortalece la capacidad local del sistema provincial de salud en poder brindar respuesta rápida ante una eventual situación donde se requiera un significativo aumento del número de tests a realizar”.

Con relación al trabajo articulado con la Subsecretaría de Federalización de la Ciencia, Tecnología e Innovación del MINCyT y el COFECyT, Daviña señaló que la planificación de actividades para este año “está siendo muy bien coordinada a nivel federal, y se está teniendo en consideración las necesidades y requerimientos de cada región, y provincia. Actualmente, estamos trabajando en una agenda provincial de I+D+i para poder identificar oportunidades para el fortalecimiento de sectores prioritarios y estratégicos a partir del agregado de valor en origen, asociado a proyectos de investigación aplicada. La agenda nos permitirá definir qué proyectos de investigación integrarán la convocatoria 2021 de Proyectos Federales de Innovación”.

El financiamiento para la instalación del laboratorio de Bioseguridad Nivel 2+ fue realizado por el MINCyT a través del Programa de Evaluación Institucional (PEI) de la Secretaría de Articulación Científico Tecnológica, por un monto total de $12.763.213.-, mientras que el fortalecimiento del laboratorio GIGA contó con un desembolso de $ 1.000.000.- por medio del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECyT), en el marco del Programa de Articulación y Fortalecimiento Federal de las Capacidades en Ciencia y Tecnología COVID-19, coordinado por la Subsecretaría de Federalización de la Ciencia, Tecnología e Innovación y la Subsecretaría de Coordinación Institucional del MINCyT.