Difunden en Córdoba los beneficios de la ley de blanqueo laboral

El subsecretario de Fiscalización del Trabajo y la Seguridad Social, Guillermo Alonso Navone, disertó en la Asamblea de Pequeñas y Medianas Empresas de la República Argentina (Apyme) y en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas sobre los alcances y ventajas de la Ley N° 26. 476 de promoción y protección del empleo registrado. En conferencia de prensa afirmó que “los ámbitos de mayor porcentaje de trabajo no registrado en el mapa nacional, que coincide con los índices de Córdoba, es el sector del campo y las empleadas domésticas”.


El subsecretario de Fiscalización del Trabajo y la Seguridad Social de la Nación, Guillermo Alonso Navone, afirmó que “los ámbitos de mayor porcentaje de trabajo no registrado en el mapa nacional, que coincide con los índices de Córdoba, es el sector del campo y las empleadas domésticas“, en una conferencia de prensa realizada en la Delegación Córdoba del Ministerio de Trabajo de la Nación.

Alonso Navone viajo a Córdoba para disertar ante la Asamblea de Pequeñas y Medianas Empresas de la República Argentina (Apyme), y también en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, sobre los alcances y ventajas de la ley nacional 26476 en materia de promoción y protección del empleo registrado.

Destacó que esta nueva legislación, entre otras ventajas, establece medidas tendientes a promocionar y proteger el empleo registrado.

“Hasta el 31 de julio se han regularizado 178.000 trabajadores que no estaban registrados (de ellos 17.300, o sea el 9.7 % corresponden a Córdoba), es decir que se han convertido en ciudadanos con capacidad para acceder junto a su familia a los beneficios de ley, como lo es una obra social y jubilación“, indicó el Subsecretario. En setiembre de 2003 se inició el Plan Nacional de Regularización del Trabajo con un índice del 49,9 por ciento de trabajo no registrado, y hoy ese valor “se ha reducido a un 36,4 por ciento”.

“Aspiramos a que el índice baje mucho más y para eso estamos incorporando herramientas en forma permanente como lo son las negociaciones colectivas, que antes no había, y también el incremento de las inspecciones laborales”. “Es toda una falacia decir que contratar un empleado en blanco es caro, por el contrario, es muy caro no registrarlo por los elevados costos que implican los juicios por accidentes y por despidos”. Con respecto a la situación particular de Córdoba precisó que el 57 por ciento de las empresas inspeccionadas tienen alrededor de un 33 por ciento de trabajadores en negro, muchos de ellos en el sector de la construcción, transporte de cargas de pasajeros, hotelería y restaurantes de zonas turísticas. También se refirió al trabajo no registrado de las empleados domésticas que en Córdoba alcanza al 85 por ciento, aunque consideró que “hay una tendencia al blanqueo si se toma las cifras de hace seis años que llegaba al 95 por ciento”. “Quien no aprovecha las ventajas que ofrece esta ley seguramente es porque opta por un mayor enriquecimiento y maximizar ganancias, o también por una cuestión cultural, porque hoy blanquear el empleo no implica asumir grandes costos“, insistió el Subsecretario de Fiscalización del Trabajo y la Seguridad Social de la Nación.

Luego de detallar otros beneficios de esta legislación, que se extenderá hasta el 28 de enero de 2010 y con posibilidad de discutir una prórroga en el Congreso de la nación, Navone remarcó el aspecto de la recuperación productiva que contempla. Sobre el tema detalló que se está beneficiando a más de 5.000 puestos de trabajo, particularmente en el sector de metalmecánica y de la industria metalúrgica, con aportes de 600 pesos mensuales por cada trabajador formal que en el período 2009 alcanza un presupuesto nacional de 271 millones de pesos, de los cuales 12 millones beneficia a Córdoba.