Día mundial del donante: una donación de sangre puede salvar hasta cuatro vidas

En Argentina se necesitan 5000 donaciones diarias. Hoy, en el día mundial de la donación de sangre, la OMS/OPS pone el acento en la necesidad de la donación en las situaciones de emergencia para garantizar la disponibilidad de los componentes sanguíneos.


Este año la conmemoración del Día Mundial del Donante de Sangre -que se celebra todos los 14 de junio-, pone en relieve la importancia de las personas que donan sangre periódicamente, ya que ellas constituyen la base de un sistema de provisión de componentes de la sangre, seguro y eficiente.

El lema 2017 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) es “En las Emergencias… ¿Qué podés hacer? Donar sangre, donar ahora, donar a menudo”, con el objetivo de visibilizar la necesidad de disponer de componentes sanguíneos para las personas enfermas que lo requieran.

En nuestro país, el mayor requerimiento de transfusiones –luego de las enfermedades hematológicas y oncológicas–, se da en personas que han sufrido accidentes de tránsito y/o traumas, que constituyen las emergencias más frecuentes que afectan a gran cantidad de personas en forma simultánea.

Este tipo de emergencias, que tienen mayor impacto en la población joven, requieren alrededor de 600 transfusiones por día. En 2016, alrededor de 300.000 personas han donado sangre en forma voluntaria.

Para ellos, y el resto de las personas que todos los días dependen de las transfusiones para recuperar su salud, desde el Ministerio de Salud se trabaja para contar con donantes de sangre voluntarios y habituales.

En Argentina se necesitan 5000 donaciones diarias. La extracción es un procedimiento sencillo que tarda aproximadamente 15 minutos. Es importante destacar que con cada donación de sangre se puede ayudar a salvar hasta cuatro vidas.

¿Quiénes pueden donar sangre?

• Personas entre 18 y 65 años, que pesen más de 50 kilos y gocen de buena salud.
• Presentar DNI, C.I. u otro documento que acredite su identidad.
• No debe estar en ayunas.
• Entre una donación y otra deberá pasar por lo menos 8 semanas.