Presidencia de la Nación

Día Mundial de Internet: Por una cultura de la empatía, sin discursos de odio.

En el Día Mundial de Internet, el INADI presenta EMPATIZ.AR, una plataforma de colaboración para relevar discursos de odio y trabajar en políticas que promuevan una cultura de empatía en la web.


El odio existió siempre. Intervenciones que en el pasado se manifestaban de forma menos visible, hoy son peligrosamente corrientes, de fácil y libre acceso para cualquier persona o grupo de personas, a lo largo y ancho del planeta a través de Internet.

Entendemos como “discursos de odio” a las expresiones de odio, rechazo y discriminación que son utilizadas para acosar, perseguir, segregar, justificar la violencia o la privación del ejercicio de derechos o para construir una imagen simplificada, exagerada y distorsionada del grupo que es objeto de odio.

Estos pueden ser localizados tanto en medios de comunicación como en el espacio público general y, particularmente, en las redes sociales. Las RRSS son uno de los principales espacios de propagación de discurso de odio. Algunas características del medio online, como la facilidad que tienen las personas de permanecer en el anonimato o su naturaleza transnacional, facilitan la generación y extensión de este discurso, y dificultan su sanción.

Estos discursos se manifiestan las veces de manera directa y literal, pero otras interpelan y reproducen los discursos de forma encubierta, con ironía, por elevación o en abstracto.

Para desnaturalizar los estereotipos y prejuicios que están en la base del discurso del odio desde el Observatorio de la Discriminación en Internet invitamos a identificar las motivaciones, cuestionar las generalizaciones y exageraciones y chequear los orígenes de la información, entre otras acciones. Además, acercamos una serie de recomendaciones:

  • Sobre Haters y trolling: Denunciar toda acción las veces que sea necesario ante las políticas de uso de cada plataforma, bloquear a estos usuarios, e ignorarlos, lo importante es cortar una cadena de mensajes, que satisfagan a estos mismos y a los haters.

  • En el caso de niñxs y adolescentes la primera línea de defensa contra el discurso de odio es la familia, por eso es necesario que en los hogares se dialogue sobre los alcances y peligros que circulan dentro de las redes sociales, como también el daño que puede producir los comentarios estigmatizantes en cualquier ámbito.

  • Sobre Fake News: Ante una noticia que circula por redes sociales y se duda de su procedencia, es necesario que se chequee por cualquiera de los canales de información tradicionales (medios nacionales, webs institucionales). Si no estás seguro de su veracidad, no la compartas.

El odio se consagra toda vez que logra legitimarse como una condición inherente a la humanidad, para entender que la única manera de combatirlo es disputar el sentido común que intenta conquistar. Empatizar es reconocer el valor de pensarnos colectivamente y hacer algo con ello.

Por eso te acercamos #EMPATIZ.AR, una Plataforma de participación ciudadana donde podés sumar tu colaboración para decirle NO a la discriminación y el odio.

SUMATE.

Al notificarnos de los discursos sociales discriminatorios y de odio que circulan en Internet, sumás para crear conciencia y avanzar en el diseño de políticas que desarrollen la empatía necesaria para luchar por nuestros derechos.

Scroll hacia arriba