Presidencia de la Nación

Día Internacional en Conmemoración de las Víctimas del Holocausto

Junto al canciller Santiago Cafiero, el ministro de Educación Jaime Perczyk y sobrevivientes y familiares de víctimas de la Shoá residentes en la Argentina, el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Martín Soria, participó del acto del Día Internacional en Conmemoración de las Víctimas del Holocausto en el museo porteño que testimonia el genocidio contra el pueblo judío.


“La memoria no se quiere apagar”, escribió el poeta Juan Gelman. Como si ese verso de resistencia persistiera en cada uno de los concurrentes se llevó a cabo en el Museo del Holocausto de Buenos Aires la ceremonia por el Día Internacional en Conmemoración de las Víctimas del Holocausto, de la que participaron sobrevivientes de la Shoá.

En un clima de profunda emoción, el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Martín Soria, formó parte del ritual de encendido de las velas del candelabro judío, en memoria a los seis millones de víctimas judías del Holocausto.

“Venimos aquí a honrar la memoria de las seis millones de víctimas y a homenajear a las y los sobrevivientes, algunas de ellas hoy aquí presentes. Estamos convencidos de que, en el homenaje a las víctimas, sobrevivientes y a esos verdaderos héroes que opusieron resistencia al nazismo, vive la semilla de la Memoria y la Justicia”, sostuvo Soria.

Para Soria, el genocidio perpetrado por los nazis en Alemania y los crímenes de la última dictadura cívico-militar están íntimamente conectados: “Los argentinos somos muy conscientes del significado que tienen la Memoria, la Verdad y la Justicia como valores fundamentales para evitar que los genocidios y los crímenes contra la humanidad puedan repetirse", expresó.

“Conocemos en carne propia esa clase de procesos. Y podemos decir que las políticas para mantener vivos esos valores constituyen los ‘anticuerpos’ más eficaces para prevenir esos horrores. Un pueblo sin memoria es un pueblo sin futuro”, agregó.

Una sociedad libre de racismo, discriminación y xenofobia

El Día Internacional en Conmemoración de las Víctimas del Holocausto honra la liberación del campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, ocurrido el 27 de enero de 1945. En 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció la fecha del 27 de enero como el Día Internacional en Conmemoración de las Víctimas del Holocausto.

Por lo tanto, como parte integral de la política de derechos humanos de la Argentina y de los compromisos asumidos en el marco de la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto (IHRA), cada 27 de enero nuestro país realiza un acto conmemorativo.

En términos de política exterior, y específicamente en lo que atañe a la cuestión de los derechos humanos, nuestro país despliega una fuerte tradición de compromiso con la Memoria del Holocausto, aboga por la prevención de atrocidades y es país miembro de la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto.

Por su parte, el canciller Cafiero sostuvo que “el Holocausto constituye un imperativo moral para cualquier persona que quiera construir una sociedad libre de todo tipo de racismo, discriminación y xenofobia”. Y ponderó que “los testimonios de los y las sobrevivientes constituyen aportes únicos contra el olvido y fortalecen la memoria y la educación basadas en el respeto de los derechos humanos”.

“Queremos dar nuestro mensaje a toda la humanidad: la vida es más fuerte que el odio. Desde que llegamos a este país trabajamos día y noche para construir este museo, del cual tengo orgullo de ser una de las fundadoras", declaró Eugenia Unger, sobreviviente del Holocausto afincada en la Argentina.

Finalmente, el ministro Soria concluyó: “Sabemos que la única manera de que Nunca Más vuelvan a cometerse delitos de esta índole es salvaguardando la verdad y la justicia; educando a las generaciones venideras; y dando batalla al odio y a la discriminación que pueden constituir una amenaza para el desarrollo de sociedades democráticas”.

Scroll hacia arriba