Después de 20 años, recuperamos el taller ferroviario de Tolosa

Inauguramos el taller ferroviario en Tolosa, donde realizamos el mantenimiento de los trenes de la línea Roca. Es un paso histórico para mejorar la frecuencia del servicio.


El día sábado, el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, el Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, el Presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, María Luján Rey y el intendente de La Plata, Julio Garro, inauguraron el taller ferroviario de Tolosa, ubicado en un predio con más de 150 años de historia. Este espacio había dejado de funcionar en 2001 y logramos recuperarlo a través de una inversión, por parte del Estado Nacional, de alrededor de 2000 millones de pesos.

El taller es un espacio de almacenamiento, alistamiento y reparación de las formaciones eléctricas de la línea Roca. Los nuevos galpones y naves miden 18.000 m2 y tienen capacidad para atender hasta 30 trenes de manera simultánea. Incorporamos un torno bajo piso con la mejor tecnología del país y una nueva playa de lavado automática, así como vestuarios, oficinas y una playa de estacionamiento. Cerca de 175 empleados trabajarán en este taller, con moderna tecnología a disposición para realizar las tareas de mantenimiento diarias de los trenes y las reparaciones que sean necesarias para que el servicio funcione sin demoras ni fallas.

Gracias a estas mejoras, automatizaremos el lavado de las formaciones, reduciendo 5 veces el tiempo insumido para la tarea y disminuiremos a la mitad el trabajo de “perfilado” de las ruedas, pudiendo tornear tres coches en un día. Además, podremos realizar todas las reparaciones en el mismo taller, agilizando los plazos para que el tren vuelva a circular lo más rápido posible y teniendo la capacidad de reparar en el momento las fallas. Sumado a lo anterior, mejoramos las instalaciones destinadas a los trabajadores e incorporamos nuevos vestuarios y baños.

El nuevo taller Tolosa será complementado con la instalación de un nuevo señalamiento y la incorporación de 200 nuevos coches de acá a los próximos tres años. La obra que llevamos adelante incluye la construcción de vías, un nuevo taller y la rehabilitación de viejos talleres, almacén de materiales, oficinas, un edificio para torno bajo piso y una playa de estacionamiento de vehículos. También se realizaron trabajos para mejorar el acceso al taller mediante la colocación de nuevos durmientes de hormigón que reemplazaron a los viejos de madera.

En este histórico taller, que se comenzó a construir en 1885 bajo la dirección del ingeniero argentino Otto Krause, se finalizó la construcción de la primera locomotora a vapor de la Argentina. Con el deterioro del sistema ferroviario, cerró en 2001, y su reapertura representa, además de un orgullo, un paso fundamental garantizar calidad en el mantenimiento de los trenes eléctricos.