Presidencia de la Nación

Desde el Consejo Nacional hasta el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad: 31 años de institucionalidad en políticas de género

El 7 de agosto de 1992, por medio del Decreto 1426, se creó el Consejo Nacional de la Mujer. Este fue el primer organismo del Poder Ejecutivo Nacional encargado del cumplimiento de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), el documento jurídico internacional más importante en la materia. Desde el 10 de diciembre de 2019, a partir de la decisión política de oír y actuar en consonancia con la demanda social de asignar mayor presupuesto y jerarquía para las políticas de género y diversidad, el Gobierno Nacional elevó esta agenda a lo más alto de la estructura organizativa del Estado a través de la creación del primer Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD).


Los primeros avances logrados por el Consejo Nacional de la Mujer se dieron en el terreno de las políticas de salud sexual y reproductiva, y la transformación sociocultural que implicó el aumento de la participación y la visibilidad de las mujeres en ámbitos públicos-políticos. Esta experiencia demostró que la institucionalización de las luchas y reivindicaciones de los movimientos de mujeres y de la diversidad permitieron avanzar hacia la ampliación de derechos como la Educación Sexual Integral (ESI), la Paridad de Género en Ámbitos de Representación Política, el Matrimonio Igualitario, la Identidad de Género, la Ley Micaela, la Interrupción Voluntaria del Embarazo, La ley 1000 Días y el Cupo Laboral Travesti-Trans, entre otros.

La creación del MMGyD implicó una transformación de la respuesta del Estado frente a las violencias y desigualdades por motivos de género. En total, desde su creación, el presupuesto invertido por el Gobierno Nacional en estas políticas fue 20 veces mayor a lo asignado al ex Instituto de la Mujer durante la gestión anterior. Esto permitió un mayor despliegue territorial a nivel federal y la asistencia de manera directa a más de 1 millón 600 mil personas en situación de violencia de género o vulneración de sus derechos desde un abordaje integral, que transciende la asistencia en la emergencia y las miradas securitarias.

Además, la transversalización de la perspectiva de género y diversidad en los tres poderes y niveles del Estado potenció la creación de políticas económicas y productivas para la inclusión de mujeres y LGTBI+ en el desarrollo económico de nuestro país; avances en el reconocimiento y la redistribución social de los cuidados y la ampliación de derechos a través de leyes fundamentales.

De la asistencia en la emergencia a un abordaje integral de las violencias

El Programa Acompañar permitió a más de 300.000 mujeres y LGBTI+ salir de situaciones de violencia por motivos de género a través de apoyo económico y psicosocial. Además, para fortalecer su independencia económica, el MMGyD acompañó económica y técnicamente más de 304 proyectos productivos y más de 100 proyectos comunitarios en el marco de los programas Producir, Articular y de Escuelas Populares de Género y Diversidad.

En cuanto a la Línea 144, que funciona en cinco lenguas indígenas, cinco idiomas extranjeros y será el primer servicio de atención por videollamada para personas sordas e hipoacúsicas del mundo. Ya brindó información, contención y asesoramiento a más de 1 millón de mujeres y LGBTI+ de todo el país.

Las necesidades de más de 24 mil mujeres y LGBTI+ que veían sus derechos vulnerados fueron abordados gracias a los 50 equipos integrados por profesionales de la abogacía, psicología y el trabajo social que forman parte del Programa Acercar Derechos en todo el territorio nacional. Además, se acompañó de manera integral a más de 2.050 travestis y trans.

A través de distintas líneas de acción, se fortalecieron más de 130 hogares, refugios y casas de medio camino provinciales y municipales para personas en situación de violencia de género. De esta manera, las instituciones accedieron a equipamiento o la posibilidad de hacer reformas. Por otra parte, avanza la construcción de 30 Centros Territoriales Integrales de Políticas de Género y Diversidad proyectados en todo el país. Tres ya fueron inaugurados, 11 se encuentran en ejecución, 12 en proceso licitatorio, y 4 en trámite.

Respecto a la gestión de la información, el Sistema Integrado de Casos de Violencia de Género (SICVG) incorporó información proveniente de los programas del MMGyD y de 145 municipios que firmaron su adhesión. Entre enero de 2013 y el pasado 31 de diciembre, el Sistema contó con un registro de 766.704 personas que buscaron asistencia en los distintos niveles del Estado frente a situaciones de violencia de género. Esta herramienta sistematiza en una base de datos unificada la información sobre casos, consultas y/o denuncias por violencias de género de todo el país para mejorar la respuesta del estado.

Políticas para la igualdad

Dentro de las acciones llevadas adelante para reducir las brechas de desigualdad entre los géneros sobresale el envío al Congreso del proyecto de ley Cuidar en Igualdad, que propone avanzar hacia licencias igualitarias por maternidad, paternidad y adopción, y crear un sistema integral de cuidados. En este sentido, se impulsó la corresponsabilidad en los cuidados de las infancias, adultos mayores y personas con discapacidad a partir de la distribución de 25.000 kits de lactancia en todo el territorio nacional y la extensión del Programa Registradas. El Ministerio de Obras Públicas destinó más del 10 % de su presupuesto en infraestructura de cuidados en todo el país: la construcción de Centros de Desarrollo Infantil, clubes, centros territoriales integrales, escuelas, casas de día para jóvenes.

A través de políticas como el Sello Igualar, se articuló con sindicatos y más de 474 empresas para que incorporen medidas de acción positiva y políticas de igualdad en el interior de los establecimientos y espacios de trabajo. En el marco de la Ley 27.636 Promoción del Acceso al Empleo Formal para Personas Travestis, Transexuales y Transgénero “Diana Sacayán - Lohana Berkins”, se enviaron 2.970 perfiles laborales a los organismos que lo requirieron, se brindaron 166 capacitaciones a empresas públicas y privadas y, de este modo, más de 700 personas trans y travestis ingresaron a trabajar por primera vez al Estado Nacional: 700 historias de vida que se transformaron.

Por su parte, el Programa de Fortalecimiento del Acceso a Derechos para Personas Travestis, Transexuales y Transgénero realizó más de 4.200 intervenciones y acompañó a 1.580 personas. Además, se capacitó al personal de distintos ministerios acerca del DNI No Binario y se desarrollaron dispositivos para la prevención y el abordaje de la violencia institucional y el acceso a derechos de LGBTI+ que se encuentran privadas y privados de su libertad.

En cuanto a la formación y capacitación en género y diversidad, más de 5 mil personas fueron capacitadas en el ámbito del Poder Ejecutivo Nacional en el marco de la Ley Micaela, de las cuales 1.117 fueron autoridades. En este sentido, y debido a la demanda social, se lanzó una nueva propuesta formativa: Micaela para la Ciudadanía, que se sumó a las líneas de trabajo destinadas a sindicatos, entidades deportivas y medios de comunicación, entre otras.

Tranversalización de la perspectiva de Género en el Estado

Todo el Gobierno Nacional se comprometió con la reducción de la desigualdad. Se creo el Gabinete Nacional para la Transversalización de las Políticas de Género. En la actualidad todos los Ministerios del Gobierno Nacional cuentan con al menos una unidad especializada en género y diversidad.

Se puso en marcha el Programa Interministerial de Presupuesto con Perspectiva de Género. En el presupuesto nacional 2023, el Gobierno destina el 14,7 % de sus recursos a reducir la desigualdad entre los géneros. Eso incluye 49 políticas y programas de 16 Ministerios.

El Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género 2022-2024 incluye 100 acciones de corto, mediano y largo plazo de 20 ministerios y 5 organismos descentralizados nacionales. La erradicación de la desigualdad y la violencia de género requieren el esfuerzo articulado de todos los organismos del Estado.

Además, el MMGyD fortaleció, con financiamiento y asesoramiento técnico, áreas de género y diversidad en más de 166 municipios. Esta estructura es fundamental para que todas las políticas y acciones lleguen a cada territorio del país y, además, propongan soluciones a los problemas de cada lugar, contemplando las particularidades del territorio. Desde diciembre de 2019 se crearon 315 áreas de género y diversidad municipales y provinciales en todo el territorio nacional y 5 provincias elevaron la jerarquía de sus áreas de género a rango de ministerio. Los avances logrados a través de la jerarquización de la institucionalidad de género en nuestro país que la presencia del Estado es clave para la erradicarlas desigualdades de género estructurales, transformar la vida de millones de personas y construir un sociedad más igualitaria, justa y democrática.

Scroll hacia arriba