Desarrollo Armónico: más de 600 proyectos en estudio para incentivar el arraigo familiar en el interior del país

Las iniciativas fueron presentadas en el marco de la convocatoria “Desarrollo Armónico con Equilibrio Territorial”, que tiene como objetivo la relocalización de familias desde grandes ciudades hacia regiones de menor densidad poblacional. Además, se busca fomentar que los jóvenes tengan más y mejores ofertas laborales y de formación.


Para muchas argentinas y argentinos que por diferentes razones emigraron hacia grandes ciudades en busca de mejorar profesional o económicamente, la idea de volver al “pago chico” donde nacieron, y donde quizás permanece una parte de su familia, es un sueño que suele chocar contra la falta de oportunidades en el interior del país.

Para acompañar la transformación de esos sueños en realidad, el Consejo Económico y Social junto al programa Argentina Armónica, puso en marcha en el mes de mayo una convocatoria que busca identificar y fortalecer proyectos para la generación de empleos en pequeñas y medianas localidades a lo largo y ancho de la Argentina.

A partir de planes sustentables diseñados por cooperativas, empresas, asociaciones civiles, fundaciones y gobiernos municipales, la convocatoria “Desarrollo Armónico con Equilibrio Territorial” tiene como objetivo fomentar la relocalización de familias desde zonas densamente pobladas hacia regiones de menor densidad poblacional y el arraigo de los jóvenes en esas localidades con la apertura de más y mejores ofertas laborales y de formación.

La iniciativa, que fue impulsada por el Consejo Económico y Social, con el acompañamiento de la Jefatura de Gabinete de Ministros a través de la Secretaría de Relaciones Parlamentarias, Institucionales y con la Sociedad Civil y la Secretaría de Innovación Pública, junto a la Secretaría de Asuntos Estratégicos y tiene la asistencia técnica y financiera de FONPLATA-Banco de Desarrollo, tuvo una amplia repercusión.

Apenas cerrada la inscripción, se contabilizaron 664 proyectos que se repartieron entre los distintos ejes de la convocatoria: agricultura familiar; agroecología y bio-economía; cadenas de valor en microrregiones y regiones; actividades relacionadas al cuidado y bienestar e industria del conocimiento, teletrabajo y conectividad. En la próxima instancia, el Comité Ejecutivo elaborará un listado con hasta 100 perfiles de proyectos a partir de los criterios de admisibilidad y pertinencia, ajustados a las necesidades, presupuestos y viabilidad para la puesta en marcha de las iniciativas.

Según el registro oficial, la mayoría de las propuestas inscriptas, 290, corresponden a desarrollos de “Agricultura Familiar, Agroecología y Bio-economía”. Se presentaron 220 diseños sobre “Cadenas de valor en Microrregiones y Regiones” y 97 tuvieron como referencia las “Actividades relacionadas al Cuidado y Bienestar”. También hubo 56 ofrecimientos sobre “Industria del Conocimiento, Teletrabajo y Conectividad”. Y el monto promedio solicitado por cada para financiamiento fue de US$ 1.097.418.

De acuerdo con los datos incorporados a los registros, el 24,28% de las iniciativas fueron confeccionadas por Municipios; el 16,14% las acercaron asociaciones civiles, el 14,78% cooperativas, el 14,33% por empresas, además del 14,18% que diseñaron por Fundaciones. La región pampeana concentró el 38,31% de los proyectos que serán analizados, la del NOA representa el 20,97% y siguen: Patagonia el 15,08%, NEA el 14,63% y Cuyo el 11,01%.

Las presentaciones que resulten seleccionadas al final del proceso de evaluación, podrán tener acceso a dos beneficios: la inclusión en los programas disponibles en los distintos organismos del Estado Nacional y acceso a Aportes No Reembolsables (ANR) de hasta un monto máximo de USD 2.300.000 por proyecto seleccionado para la puesta en funcionamiento del emprendimiento.

Crear oportunidades en el interior

El lanzamiento de la convocatoria fue durante un acto que se realizó en el ex Hotel de Inmigrantes de Buenos Aires -hoy Museo de la Integración-, donde el presidente Alberto Fernández repasó la historia nacional y destacó "la importancia" de hablar sobre un debate que lleva muchos capítulos, donde la Ciudad de Buenos Aires y los alrededores del puerto se han convertido en un polo de atracción para la vida y la subsistencia de millones de argentinos.

El presidente Fernández citó como ejemplo la discusión que se dio en los primeros años de la democracia, cuando la provincia de Buenos Aires resignó fondos de la coparticipación en favor de las provincias del norte para evitar el desarraigo de personas. “Ese plan fracasó. La provincia se quedó con menos recursos y con más habitantes, porque los habitantes del norte y de todo el país siguieron llegando al centro urbano convencidos de que allí podrían encontrar una mejor salida para sus vidas, y lo que encontraron fue, muchas veces, frustración”, reflexionó.

En ese sentido, Fernández dijo que esa migración se explica porque "en los lugares donde nacieron" esas personas "no encontraron la alternativa de poder desarrollarse" y que "las posibilidades de desarrollo existen, hay que buscarlas, invertir y desarrollarlas". También aseguró que "nada hay más doloroso que el desarraigo" e insistió en que hay que trabajar fuertemente para posibilitar "que cada argentino encuentre junto a su familia posibilidades en su lugar de origen". El presidente convocó a construir una Argentina "armónica y equilibrada", aseguró estar "obsesionado" con la búsqueda de ese objetivo para dejar atrás definitivamente la "muy mala práctica" de "hacer todo lo posible para profundizar el desencuentro".

“Tuvimos una convocatoria amplia, plural y federal, tal cual fue pensada”, admitieron desde el Consejo Económico y Social, que preside Gustavo Beliz. Para el Secretario de Asuntos Estratégicos, el proyecto une dos consignas, “la Argentina armónica para la Argentina para la Argentina querida”.

Según referentes del proyecto, se espera que los proyectos “impacten especialmente en poblaciones vulnerables, cuyas necesidades básicas se encuentran insatisfechas, ampliando derechos y reduciendo las brechas de género”. En ese sentido el secretario de Relaciones Políticas y Parlamentarias, Fernando "Chino" Navarro, también impulsor de la iniciativa, definió a la propuesta como “una nueva forma de trabajar en políticas públicas".

El jurado a cargo del proceso de análisis de los proyectos presentados está integrado por Isela Costantini, Enrique Zuleta Puceiro, Federico Trucco, Federico Zapata, Ediht Encinas, Beatriz Tourn, Emilio Inzaurraga, Luciana Soumuoulu, María Beatriz Giraudo, Víctor Lupo, Agustina Bayanski y Paula Bibini.

Luego de la primera preselección, en una segunda instancia los encargados de analizar en detalle los diseños elaborados trabajarán en identificar las ideas innovadoras que surgieron desde diferentes representantes sociales, que tengan alto impacto y contribuyan a la concreción de proyectos sostenibles, escalables, y que demuestren a su vez la madurez necesaria para atraer población económicamente activa para fortalecer el arraigo.