Deporte Adaptado: Elías Romero sueña con Tokio

El jugador de tenis de mesa adaptado cuenta cómo fue su vuelta a los entrenamientos y las dificultades luego de la interrupción.


“Estamos con incertidumbre porque todavía no sabemos las fechas del Pre-olímpico” cuenta Elías Romero, jugador de tenis de mesa adaptado. “Supongo que va a ser en marzo y esa va a ser la plaza que voy a buscar para poder clasificar”, agrega el jugador que consiguió dos medallas en los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019.

Elías se enfrenta a los mismos desafíos que todos los deportistas profesionales tienen en este año tan particular. El más importante es poder volver al nivel que se encontraba previo al parate debido a la cuarentena: “La vengo llevando bastante bien aunque se me está haciendo un poco complicado volver al mismo ritmo y nivel que tenía, pero de a poquito estoy volviendo a entrenar para lograrlo”.

Romero comenzó desde muy chico en este deporte: a los 7 inició su carrera y desde los 8 que representa a CEDIMA (Centro de Discapacidad de la Matanza), club donde todavía se entrena. A los 14 se sumó a la Selección Argentina y en 2019 llegó a ser número uno del ranking mundial en la categoría sub 23.

Consciente de que atraviesa un proceso largo de preparación y puesta a punto, Elías lamenta el buen momento que vivía al momento del inicio de la pandemia: “Para mí principalmente fue un bajón porque había empezado bien el año, hice un buen torneo en España, venía en alza y con buenas energías. En mayo iba a ser la competición del Preolímpico y ahora se atrasó todo”. Igualmente se enfoca y mira hacia el futuro con ilusión: “De todas formas seguimos con la misma alegría en busca del objetivo que es la clasificación para cumplir mi sueño de entrar a Tokio. Siempre entrenando con pasión”.

Las jornadas de Romero se dividen entre el CeNARD, dónde hace la parte de entrenamiento técnico por la mañana, y su casa, en la que realiza el entrenamiento físico por la tarde.
A pesar de que el suyo sea un deporte individual, Elías habla en plural, siente y vive en equipo: “Mis entrenadores son Alejandra Gabaglio, que es la directora técnica, después vienen Gonzalo Alcaraz, Cecilia Varela, Rodrigo Delgadillo y Gabriel Constantino, todos me ayudan en el camino hacia la clasificación”.