Defender al Estado, es defender los intereses de nuestro pueblo

Por Dr. Carlos Zannini
Procurador del Tesoro de la Nación


Se abre una nueva etapa en la gestión del Estado Nacional, donde la prioridad será sin lugar a dudas la defensa de los intereses de todos y todas. Trataremos de poner en práctica una manera de entender y accionar la realidad, de modo tal que sean las grandes mayorías, entre ellas quienes menos tienen, las que se beneficien por nuestra acción de gobierno.

La Procuración del Tesoro de la Nación es el máximo organismo de asesoramiento jurídico del Poder Ejecutivo y de los más altos funcionarios de la Administración Pública. No hay mayor voluntad que nos guíe que la defensa de los intereses del Estado argentino, porque sabemos que al defenderlos, estamos contribuyendo a la grandeza de la Patria, a la mejora del presente y futuro de quienes habitan nuestro suelo.

En nuestra tarea serán un eje central los derechos e intereses del Estado argentino, que se ven afectados en el marco de controversias que se litigan tanto en tribunales argentinos como internacionales. Algunas de ellas son muy conocidas públicamente por su trascendencia, tanto por la afectación económica como por su implicancia política para nuestro país. Otras quizás lo sean menos, pero quiero asegurarles que todas ellas representan una tarea indispensable, ya que significan actos soberanos de la Nación que debemos defender.

Para ello, nos parece fundamental sostener una rigurosidad jurídica y académica que contemple al mismo tiempo la perspectiva de género y de los Derechos Humanos de manera integral. En este sentido creemos imprescindible sumar la defensa de los llamados derechos de tercera generación, donde daremos primordial importancia a las temáticas ambientales, en consonancia con la reciente creación de un Ministerio para el área. Asimismo, será desde esa perspectiva de género que llevaremos adelante nuestra tarea, sosteniendo como siempre hemos hecho, en un lugar fundamental la lucha por la igualdad en la diversidad y la no discriminación.

Queremos darle un lugar central a la Escuela del Cuerpo de Abogados del Estado, entendiéndola como una herramienta estratégica para la capacitación de quienes día a día llevan adelante una tarea cardinal. Trabajaremos para que nuestra Escuela consolide un proceso de crecimiento, tendiendo a la excelencia en la formación humana y académica de quienes de ella egresan. Se necesitan nuevas camadas de profesionales que puedan sumarse a esta casa de estudios donde confluyen los distintos servicios jurídicos del Estado nacional, un lugar de encuentro donde la defensa de los intereses del Estado ocupen el eje central de su accionar.

Teniendo ya una vasta experiencia en la gestión pública, me llena de orgullo poder asumir el cargo de Procurador del Tesoro de la Nación, ya que considero que es un espacio clave para sostener y defender la Argentina que estamos entre todos y todas reconstruyendo. No será sencilla la tarea, pero estoy seguro de que contaremos con la ayuda y el compromiso necesario, con una firme convicción: defender al Estado, es defender los intereses de nuestro pueblo.