De Neuquén a Malasia: Conocé la historia de Federico, un reciente egresado de escuela técnica


Federico Loker es egresado de una escuela técnica de Zapala, cursa Bioingeniería en la Universidad Nacional de Entre Ríos, y ganó el “4to "Foro Nacional de estudiantes de Ingeniería” que lo llevó directo a Kuala Lumpur.

Federico tiene 21 años, es hijo de docentes y pasó parte de su infancia en el taller mecánico de su abuelo en el que solía desarmar sus juguetes para luego inventar objetos nuevos. Los regalos que más recuerda son las mini-herramientas reales que su familia le daba a los 5 años.

Estudió para Técnico Electricista en la Escuela Provincial de Educación Técnica (E.P.E.T.) N° 11 de Zapala, donde aprendió mucho sobre electrónica y electrotecnia.
Mientras cursaba allí, junto a un grupo de amigos, diseñó un brazo robótico (que llegó hasta la instancia nacional de la Feria de Ciencias, Arte y Tecnología 2015). El proyecto, denominado ArMar, consiste en un prototipo de brazo robótico, pensado para facilitar el trabajo de operarios en industrias que se ven expuestos a riesgos. El grupo había incluso planificado una segunda etapa para utilizar sensores musculares como sistema de adquisición y así encarar el proyecto hacia un prototipo de prótesis mioeléctrica impresa en 3D.

Si bien ArMAr no pudo ser continuado, a través del trabajo de los jóvenes creció el interés en la institución educativa por ese tipo de proyectos y hoy en día otros alumnos participan en Ferias de Ciencias con proyectos afines.

Durante esos años, Federico realizó además cursos de Robótica, Programación y producción de radio.

En el año 2016 se fue a estudiar a 1500 km de su casa, a Oro Verde (Paraná), a la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER). Allí cursa actualmente el segundo año de la carrera de Bioingeniería. “Elegí esta carrera dada su versatilidad y su capacidad para adaptarse a las exigencias del mercado del futuro. Por ahora mis preferencias son la electrónica, la robótica y los sistemas de adquisición de biopotenciales.”

Viajó a Kuala Lumpur, Malasia, gracias a haber sido parte del equipo ganador del “IV Foro Argentino de Estudiantes de Ingeniería” organizado por CONFEDI (Consejo Federal de Decanos de Ingeniería) con un proyecto realizado junto a un grupo de compañeros: “UNILAB” -que trata sobre la importancia del acceso a laboratorios de instituciones públicas por parte de estudiantes universitarios, secundarios técnicos y emprendedores de la zona, proponiendo una plataforma digital que promueve la sinergia entre las partes, creando un ambiente ideal para el desarrollo de proyectos con base tecnológica que potencialmente se convertirán en empresas con un alto impacto en la economía de la región.

El viaje incluyó participar del Global Student Forum (GSF) y del World Engineering Education Forum (WEEF), ambos organizados por SPEED (Student Platform for Engineering Education Development) - plataforma estudiantil que tiene como fin mejorar la educación en ingeniería y la inserción de los egresados en el ámbito laboral.

¿El futuro?
“Espero poder recibirme pero también ir asistiendo a más cursos, competencias y congresos para seguir sumando conocimientos así como también mejorar más mis habilidades blandas”. Y agregó, “Lo único que sé es que voy a seguir haciendo lo que sienta que debo hacer para seguir creciendo como persona y como profesional. Lo mejor está por venir.”