Presidencia de la Nación

De artista a artista: María de los Ángeles Crovetto (PARTE 2)

De artista a artista: María de los Ángeles Crovetto (PARTE 2)


En esta última entrega Pablo Valentino profundiza sobre la vida y obra abarcando sus proyectos actuales, el amor por el muralismo y “lo que viene” en su carrera artística.

5 - PV: Coméntame un poco sobre tu vagón de tren intervenido. ¿Cómo surgió ese proyecto?
AC: “Es el segundo vagón que intervengo en la formación del Tren Social y Sanitario Dr. Ramón Carrillo, del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en la DINATE (Secretaría de Abordaje Integral). El primero fue sobre género, en un vagón que se aboca a atender esas problemáticas por pueblos y ciudades donde el tren va en todo el territorio federal y este último que supongo es ese al que haces referencia, fue pensado en conjunto con diversos actores que intervienen en el funcionamiento del vagón cultural; un vagón donde suceden muchas actividades dependientes del Ministerio de Cultura: Biblioteca Nacional, del Congreso y el INCAA. La idea era darle un aspecto distintivo del resto de los vagones, así que con esa finalidad es que se decidió intervenirlo, adaptando la imagen a realizar a las posibilidades del soporte, que eran complejas”.

6 - PV: Tenés una gran serie de murales interesantes ¿Cómo se gestó toda esa obra?
AC: “Yo diría que tengo mucho murales hechos nomás...yo diría que los murales irrumpieron en mi vida, o algo así. Se gestaron de diversas maneras a lo largo del tiempo, con distintas aristas de lo que implica un mural. En algunos momentos fueron experiencias territoriales desde un enfoque comunitario, con un fuerte anclaje en el arte como inclusión, justicia social. Por otro lado realice muchos otros que fueron directamente murales militantes, con una identidad y un mensaje político como finalidad, otros fueron encargos específicos donde quizá tuve tiempo para desarrollar más algunos planteos, y otros tantísimos en Ezeiza que están vinculados con la construcción de un discurso mural comunitario, participativo, en escuelas públicas del distrito, de cara a la sociedad. Podríamos decir que las Escuelas construyen su identidad visual de cara a la sociedad, y yo hago el trabajo de traducir esas ideas en sus paredes”.

7 - PV: Tuviste la oportunidad de intervenir en un terreno natural arcilloso en una playa de San Juan, realizando una imponente escultura, contáme como sucedió eso.
AC: “Cinco años sin irme de vacaciones y me fui al desierto sanjuanino, quizá de los poquísimos lugares donde puedo suspender el tiempo, el mundo, lo cotidiano. Digo desierto, pero como bello contraste hay un Dique bellísimo a los pies de la pre-cordillera. Un lugar donde siempre vuelvo a lo largo de los años...Rodeo. Y el viento allí es algo realmente especial, es un viento escultor realmente, las formas que erosiona son impactantes. También es un viento que te empuja, por eso volás estando sentada y de paso te hace el favor de no asfixiarte del calor. Me considero fanática y admiradora absoluta del viento. Y entonces, estando sentada, sabiendo hace años que todas esas formas eran arcilla cocida al sol, resquebrajada como en todo buen desierto, vi una forma de mujer. Un amigo lugareño me prestó herramientas, cuchillos de todo tipo, y con un baldecito como una niña jugué a hacer lo que llamé La mujer del viento, en vez de castillos de arena. Y fue hermoso. Primero porque tenía una alegría imparable de descubrir esa mujer que había visto, y luego mucho amor sentí al ver como esa arcilla que humedecí para dar forma, de golpe se secaba y hacía de su rostro un desierto con arrugas, quebraduras que quedan ahí suspendidas, quietas. Y quedó allí, sabiendo que era muy posible que al subir el nivel del agua de deshielo en el dique, se vuelva lecho barroso, y se deshaga o se vuelva a ser lo que siempre fue, maravilloso barro”.

8 - PV: ¿Cuáles son tus técnicas o herramientas artísticas preferidas?
AC: “No sé si puedo elegir tan a la ligera. Realmente...”

9 - PV: ¿Cómo te llevas con tu Rol de docente? ¿Qué experiencia te deja esa actividad?
AC: “Me llevo bien cuando puedo encontrar ese enriquecimiento mutuo con lo que nos disponemos a transmitir, y que luego es capaz de transformarse en nuevos conocimientos, que siempre, siempre edifican. Pero sobre todo me gusta cuando también en esas instancias suceden actos creativos, preguntas desconcertantes, respuestas abiertas. He dado clases prácticas de taller y teóricas, en todas las edades y niveles, cada instancia tiene su particularidad: la belleza estremecedora y libre del acto creativo de lxs niñxs, el dolor y conflicto comunicativo de lxs adolescentes, el ímpetu devorador de ingresantes en ámbito universitario, la búsqueda de los próximos a egresar, la creación en adultos mayores también es una instancia interesante para acompañar, quizá porque hay una búsqueda inevitable en la memoria. También me resultó increíble la experiencia como instructora de arte terapia en población infantil en riesgo, con todas las complejidades que pueden padecer niñxs en situación de vulnerabilidad. El arte conecta a los seres humanos de tantísimos lugares, ¿no?

10 - PV: ¿Cómo observas el rol de la mujer hoy en día en el circuito de pintura Argentina?
AC: “Quizá no sea la más indicada para hablar del rol de la mujer específicamente en el circuito, porque no me gusta hablar de ámbitos que no frecuento. Sí, pienso que hay un trabajo enorme que aún queda por hacer, varios caminos a recorrer, donde la mujer quizá ha logrado en algunas instancias cuestiones de paridad, pero todos los días aun nos tenemos que arremangar más para podernos desarrollar en ámbitos, incluso en el arte, muy reservados a los hombres”.

11 - PV: ¿Cómo te gestionas con el aspecto comercial de tu arte?
AC: “Sencillamente, me autogestiono, no tengo nadie que comercialice nada. Sólo se ponen en contacto conmigo”.

12 - PV: ¿Cómo seguís planeando tu futuro inmediato? ¿Proyectos?
AC: “No...No...Imposible jajaaja, mi futuro inmediato es terminar el monumento a DIEGO MARADONA próximo a inaugurar. Seguramente el mayor honor que pueda tener en la vida, los que sobre todo construimos cultura popular. Ese es todo mi horizonte, y luego, ya el tiempo me va a avisar...tiempo al tiempo decía mi abuela.”
¡Los esperamos en la próxima entrega de “De artista a artista”!

Scroll hacia arriba