Datos certeros para la maniobra de autorrotación

Incluir en los manuales de vuelo datos específicos respecto a la cantidad de combustible mínima requerida para la maniobra de autorrotación, es una contribución importante a la Seguridad Operacional que debe contemplar el fabricante.


El 8 de octubre de 2016 el helicóptero Cicaré CH-7T matrícula LV-X560 despegó del aeródromo privado José María Corrientes con destino al aeródromo de Resistencia, Chaco, con el objetivo de realizar un vuelo de entrenamiento.

A 2 millas del lugar de destino, cuando volaba a una altitud de 1500 pies, la aeronave ascendió a 2000 pies con el fin de realizar una práctica de autorrotación. Sin embargo al reducir la potencia a ralentí el motor se detuvo y, al no poder reencenderlo, el piloto decidió realizar un aterrizaje de emergencia, impactando contra dos palmeras entre las cuales el helicóptero quedó atrapado a dos metros de altura.

Las prácticas de autorrotación se realizan con el acelerador en marcha lenta (ralentí) y se finalizan instantes antes de tocar el terreno, aplicando potencia y pasando así a vuelo normal.

De acuerdo a las conclusiones de la investigación dicha práctica fue planificada fuera de los estándares habituales de entrenamiento. Además, se encontró que la documentación de la aeronave en cuestión instruía al piloto a realizar la maniobra con “escasa cantidad de combustible”, pero sin especificar cuál era el límite mínimo.

Es por ello que se infiere que la corrección del manual especificando la cantidad mínima de combustible requerida para la autorrotación constituye una acción efectiva para mejorar la seguridad operacional.

El Informe de Seguridad Operacional de la investigación está disponible aquí.