Presidencia de la Nación

Danza en Tecnópolis con performances, talleres y prácticas abiertas

Una iniciativa del Ministerio de Cultura que promueve en Tecnópolis un espacio de encuentro, investigación, aprendizaje y creación para la danza, abierto a toda la comunidad.


El viernes 7 de enero comenzó en Tecnópolis la edición Verano del Domo Danza para seguir compartiendo danza con toda la comunidad. Durante 9 semanas más de 100 artistas van a ofrecer talleres, performances, laboratorios y prácticas abiertas de diversas expresiones de las danzas, con entrada gratuita.

Crear comunidad, recrear vínculos y generar espacio para la danza y para pensar el mundo a través del movimiento son las consignas del programa que se presenta durante todo el verano en Tecnópolis con propuestas de talleres y actividades que surgieron de una convocatoria federal de la cual se seleccionaron doce proyectos que forman parte del programa Danza en Tecnópolis, que dirige Catalina Lescano.

Jimena García Blaya, una de las coordinadoras del programa, cuenta más detalles sobre el programa y su alcance.

-¿Cómo se diseñó el programa Danza en Tecnópolis?

-El programa Danza en Tecnópolis nace ante la emergencia del Covid-19 en un contexto donde gran parte del ámbito de la danza en la Argentina se encontraba movilizado en relación a la precarización de su campo laboral y los debates sobre la necesidad de una Ley Nacional de Danza y programas vinculados al fomento y al sostenimiento de la actividad. En ese sentido, Catalina (Lescano) fue convocada por el Ministerio de Cultura para desarrollar un programa en Tecnópolis y a su vez ella convoca a la comunidad de la danza para desarrollar una iniciativa de gestión colectiva. Así fue que nos citó como colaboradores a Iván Haidar, Cecilia Benavidez, Bárbara Alonso, Inés Armas y Maia Armando. Todos somos gestores-artistas dentro de este ámbito. Teniendo como premisa que se desarrolle en el parque, empezamos a pensar en un programa territorializado, que comprenda el público y las necesidades específicas para lo que fue creado Tecnópolis, pensando también que estamos en transición luego de un aislamiento muy severo para nuestra comunidad. Entonces se trató de ver cómo la danza puede participar de forma transversal a las demás áreas de la vida y cómo puede ayudar reconstituir los vínculos después de una crisis tan severa y un momento tan traumático.

El programa fue creado también para pensar en Tecnópolis una comunidad de la danza que se pueda ir tramando y entramando a lo largo del tiempo. Por lo tanto es como una iniciativa. La convocatoria invitó a que se presenten proyectos y propuestas de investigación, de espectáculos, para formatos también expandidos. Se presentaron alrededor de 110 proyectos y fueron seleccionados 12 que van a formar parte de este programa que comenzó en septiembre del año pasado y se va a extender hasta noviembre del 2022. El programa contempla tres acciones fundamentales: la convocatoria, la programación del Domo Danza de Tecnópolis y el proceso de coproducción que se va a desarrollar con el parque cerrado, de marzo a julio. Como cierre, un festival de danza en donde se presentarán las 12 coproducciones y seguramente se sumarán otros contenidos.

-Trabajo colectivo

-Es importante mencionar que este programa también está gestado y llevado adelante por este grupo de gestores, si bien está liderado por Catalina Lescano. Nos dividimos las partes del programa y lo pensamos todo en conjunto. Me parece que eso también es bastante innovador en relación a las políticas públicas aplicadas. En ese sentido, todo el proyecto de coproducción de estos 12 proyectos serán acompañados por nosotres tanto en términos de gestión como de creación, no como tutorías sino más bien como colaboraciones. Es decir que esos proyectos además de tener un presupuesto asignado y trabajar situados en Tecnópolis como espacio específico, también van a estar acompañados como parte de este entramado.

-¿Cuáles son las actividades que se van a desarrollar?

-En relación a la programación en Tecnópolis, en principio se desarrollan talleres y actividades en relación a los ejes curatoriales del parque: la tecnología y sobre todo, el lema cultivar lo humano. Los talleres refuerzan la necesidad del encuentro, de crear un espacio común a partir de compartir el espacio con el cuerpo.

Por otro lado y complementariamente a esto, a partir de la convocatoria pensamos que era importante también leer esos 110 proyectos que se presentaron como parte de lo que está sucediendo y lo que se está pensando para la danza. En ese sentido se realizarán performances y propuestas de otros artistas que se presentaron a la convocatoria. Entonces armamos una curaduría eligiendo proyectos que quizás no eran pertinentes para la coproducción, pero sí eran pertinentes para la programación del parque. Podríamos decir que es una programación súper completa con un panorama muy amplio de lo que se presentó y de las ideas que fueron surgiendo a partir de la convocatoria del Ministerio.

La palabra de dos de las coordinadoras de talleres y laboratorios

Hablamos con Liliana Tasso y con Maia Armando, expertas en el arte de la danza, quienes están a cargo de algunos de los talleres y laboratorios de la programación. Ambas destacaron la importancia de darle visibilidad a esta disciplina.

Maia Armando
Licenciada en Folklore, gestora cultural y coordinadora del programa Danza en Tecnópolis. A cargo del laboratorio El folklore como lenguaje emergente, que tendrá lugar este viernes a las 17.30.

Maia Armando, licenciada en Folklore, gestora cultural y coordinadora del programa Danza en Tecnópolis.

Maia Armando, licenciada en Folklore, gestora cultural y coordinadora del programa Danza en Tecnópolis. Gentileza Maia Armando.

-¿Cuál es la importancia de que Tecnópolis le haya dado un lugar destacado a la danza?

-Es súper importante este espacio que se le destina a la danza en Tecnópolis porque el sector requiere de políticas públicas, de políticas culturales específicas y concretas, que se hagan realidad desde algo chiquito, y que, de a poquito, vayan creciendo, como es este programa por ejemplo. Y es súper necesario que se le dé este espacio, sobre todo que salga desde Tecnópolis hacia la comunidad de la danza: estudiantes, profesionales, bailarines, coreógrafos, directores. Es importante que surja un presupuesto destinado para las danzas porque es también construir a un posible Instituto Nacional de las Danzas en un futuro y generar acciones concretas que apunten hacia ese lugar. Hoy, tener un programa desde el Ministerio de Cultura destinado, en modalidad específica, a estas artes del movimiento, a las danzas, que no tienen, o no suelen tener, espacios como otras artes, es realmente una lucha, una militancia, que sentimos, o siento yo, que está ganada pero hay mucho por recorrer todavía, sobre todo en lo que es el sistema público.

Además, que se haya creado este programa en Tecnópolis, y en este contexto de pandemia, en el que hay que tener mucho cuidado con los cuerpos, cómo vuelven los cuerpos al reencuentro, a la presencialidad. Y también se dé en el parque, al aire libre, en un contexto en el que convive con otras actividades, retroalimenta que las danzas no son algo fuera de las artes, sino que conviven y se entrelazan con otras artes, y con la ciencia y la tecnología también. En el programa, hay talleres diversos: algunos se relacionan con las editoriales de literatura, otros a las tecnologías, otros a la música, a las artes plásticas, a las artes sonoras o a la danza tecnomediada. Entonces, que se dé esto en el parque de Tecnópolis, que es tan diverso, donde conviven tantas artes, tanta ciencia y tecnología en el mismo espacio, es una característica especial para este programa y hace también que empecemos a pensar las artes y, en este caso las danzas, desde un pensar situado, desde el estar situados pensando proyectos desde un espacio determinado, desde un territorio determinado hacia la comunidad.

-¿De qué se trata el laboratorio que coordinás El folklore como lenguaje emergente?

-Surge como una pregunta que me vengo haciendo desde hace mucho tiempo acerca de qué es el folclore hoy, a qué llamamos folclore, acerca de las danzas populares y de qué se trata el practicar danzas populares en la urbanidad. El laboratorio invita a bailar y a pensar las danzas populares desde la ciudad. Qué pasa con los cuerpos o qué pasa con los símbolos o con hechos históricos, danzas históricas que se bailan en otras provincias o en otros países de Latinoamérica, que se bailaron en el pasado y que tal vez ya no se practican, pero qué pasa si traemos eso hoy a Tecnópolis. Pero más allá de pensar en danzas históricas, a mí me gusta traer al laboratorio danzas del presente y maneras de expresarse en diferentes expresiones artísticas, juegos, que pueden suceder hoy en la cotidianidad y cómo eso, compartido socialmente, nos lleva a movernos y a construir un espacio de encuentro, un espacio de reencuentro, me gusta llamarlo. Por ejemplo, en uno de los laboratorios que hemos realizado el año pasado, trabajamos con juegos tradicionales y, a raíz de esos juegos, se iban creando coreografías improvisadas por los participantes del taller. Siempre me gusta tomar herramientas de las tradiciones, del folclore histórico, y traerlas al presente para ver cómo se resignifica en el otro hoy, situados en el aquí y en el ahora y, sobre todo, situados en el espacio de Tecnópolis. La pregunta es qué pasa si nos encontramos a bailar folclore o una danza del noroeste, qué pasa si hacemos un ritual del noroeste argentino en Tecnópolis, ¿es lo mismo? ¿Qué lo modifica del espacio, del tiempo, de la musicalidad, de los cuerpos? ¿Qué se modifica y qué se resignifica en nosotros mismos?

-¿Qué significa para vos participar de este proyecto?

-Una responsabilidad enorme. Es un aprendizaje constante, es un agradecimiento constante a mis compañeros del equipo, es un proyecto que estamos ideando todos los días, todas las semanas, nuevas formas, nuevos mecanismo. Porque si bien hay un plan y hay una proyección anual, también con la incertidumbre del contexto en el que estamos viviendo, vamos sorteando obstáculos semana a semana. Eso también hace que signifique mantener la creatividad a flor de piel de la gestión y cómo llevar actividades, programaciones, proyectos desde un lugar a otro, cómo mantenernos en movimiento constante. Para mí, significa creatividad, responsabilidad y, sobre todo, un compromiso con el sector de las danzas, porque hoy yo soy una trabajadora más de las danzas que está ocupando un rol de gestora, de coordinadora de un programa, pero ojalá que el día de mañana podamos ser muchísimos más quienes estemos proyectando y programando en espacios públicos para todas y todos.

Liliana Tasso
Directora de la compañía Corporica a cargo de la performance; coordinadora del taller Cuerpo espacio y tecnología que tendrá lugar el domingo próximo a las 17 y coreógrafa de la performance Escaleras interactivas, que tendrá lugar el domingo próximo a las 19.

Coreógrafa de la performance “Escaleras interactivas” y directora de la compañía Corporica a cargo de la performance.
Coreógrafa de la performance “Escaleras interactivas” y directora de la compañía Corporica a cargo de la performance.

Coreógrafa de la performance Escaleras interactivas y directora de la compañía Corporica a cargo de la performance. Gentileza Liliana Tasso.

-¿Cuál es la importancia de que Tecnópolis le haya dado un lugar destacado a la danza?

-La danza es un lenguaje que sensibiliza a la experiencia de la corporalidad e invita a la recreación, a la resignificación y a la reidentificación con el cuerpo propio y el ajeno. Estas construcciones simbólicas sociales pueden limitar o potenciar el desarrollo de las personas y de las comunidades. Darle visibilidad a la danza es ofrecer nuevas posibles libertades subjetivas a una comunidad.

-¿De qué se tratan el taller que coordinás Cuerpo espacio y tecnología y la performance que dirigís Escaleras interactivas?

-Cuerpo espacio y tecnología es un taller que promueve el encuentro entre territorios diferentes pero conectados. La superficie corporal en diálogo con otras superficies. La tecnología como medio que agrega canales posibles de interacción y de creación.

Escaleras interactivas es una performance que juega con el texto de Julio Cortázar Instrucciones para subir una escalera, subvirtiendo y deconstruyendo el objeto escalera y el objeto cuerpo. Sale de lo aparentemente pragmático de un suelo plegado, para encontrarse con los innumerables sentidos ocultos de la subida o la bajada, el ascenso o descenso, el límite, el abismo, el zapato...

-¿Qué significa para vos participar de este proyecto?

-Para mí, es una enorme responsabilidad ofrecer este dispositivo en un espacio que tracciona personas de diferentes características y edades. Una posibilidad como artista de expandir las resonancias inconscientes que esta experiencia puede dejar como huella en el participante. Una posibilidad más de crear sentidos sociales.


Coreógrafa de la performance Escaleras interactivas y directora de la compañía Corporica a cargo de la performance. Gentileza Liliana Tasso.

Actividades de verano en el Domo Danza día por día.
  • El folklore como lenguaje emergente. Laboratorio. Coordinación: Maia Armando.
    Una invitación a encontrarnos, bailar y compartir un posible folklore del presente. Destinado a todo aquel que se interese en compartir un encuentro entre danzas y músicas populares.
    Viernes 21 de enero, 17.30 h.

  • Resignificando tradiciones - Taller + Práctica. Coordinación: Nadia Galván.
    El taller apunta a la deconstrucción de lo tradicional para dar paso a un nuevo Folclore que rompa con el binarismo y nos incluya en las diversidades.
    Sábado 22 de enero, 18 h.

  • Cuerpo espacio y tecnología. Taller. Coordinación: Liliana Tasso.
    Taller de improvisación y composición donde se explorará la relación del cuerpo con la arquitectura, situándose en una escalera para crear una sinergia creativa conjunta. Se trabajará la interacción con el sonido y el espacio produciendo una experiencia performática.
    Domingo 23 de enero, 17 h.

  • Escaleras interactivas. Performance. Dirección: Liliana Tasso.
    Intervención performática del espacio a partir del movimiento y del sonido. Desde la perspectiva deconstruccionista del texto de Cortázar Instrucciones para subir una escalera, Escaleras interactivas propone un juego creativo en el que se crean nuevos sentidos a un elemento tan cotidiano como una escalera.
    Domingo 23 de enero, 19 h.

  • Danza afroguineana. Taller. Coordinación: Andrea Herrera y Marina Estevez.
    Práctica guiada de DANZA AFRO DE GUINEA con percusión en vivo, con el fin de acercar una experiencia vivida en el folklore y cultura de la costa oeste de África a los visitantes.
    Viernes 28 de enero, 17 h.

  • Danza y percusión de Guinea. Performance. Dirección: Marina Estevez.
    Fruto del recorrido y de los años compartidos en las diferentes oportunidades de encuentro que genera esta disciplina. Nos reencontramos para ofrecer un repertorio de Danza y Percusión afro guineana.
    Viernes 28 de enero, 19 h.

  • Candombear el DOMO. Laboratorio. Coordinación: Cecilia Benavidez y Diego Cueto.
    El laboratorio es una invitación a encontrarnos a compartir los modos en que los candombes emergen de distintos territorios. Destinado a todo aquel que se interese en compartir una candombeada y sacudir el domo con la alegría de los encuentros.
    Sábado 29 de enero, 18 h.

  • Danza para todes. Laboratorio. Coordinación: Inés Armas.
    Una breve práctica de danza para afirmarnos como seres movedores, en busca de una corporalidad creativa y saludable. Desde la observación del movimiento básico de la respiración, la identificación de patrones posturales, nos proponemos habilitarnos danzas propias, mínimas, sutiles, efímeras. Abordaremos ejercicios desde el juego.
    Domingo 30 de enero, 17.30 h, 18.30 h y 20.30 h.

  • Bataclanas +60. Taller + práctica. Coordinación: Gustavo Andrés Zunino.
    La metodología consiste en proponer breves secuencias coreográficas. Se invita a la práctica de acciones performáticas desarrolladas y diseñadas para personas a partir de 60 años. A través de elementos escénicos simples y con un exquisito repertorio musical.
    Viernes 4 de febrero, 17 h.

  • Nuevas arquitecturas de relaciones. Laboratorio. Coordinación: Bárbara Alonso.
    Investigación del Movimiento y de la La Escena. El laboratorio invita a investigar el cuerpo danzado en relación con el espacio, el territorio y la arquitectura de Tecnópolis.
    Sábado 5 de febrero, 18 h.

  • Todo. Performance. Dirección: Laura Valencia.
    Todo deriva con forma de lava, de flujo, de cauce. TODO es insistencia, notorio silencio y creciente quietud. TODO no se puede predecir. TODO surge de la investigación de una colección de objetos escénicos usados y conservados durante los últimos 25 años.
    Domingo 6 de febrero, 18 h.

  • Quebrantar la performance. Taller. Coordinación: Jano Salazar.
    Un taller con preguntas, respuestas y movimiento serán la invitación a quebrantar tu performance, mutarla, pensarla, escribirla, hacerla acción. Este espacio será un lugar de exploración de las artes en una combinación activa para la muestra escénica.
    Viernes 11 de febrero, 17 h.

  • Efecto remix. Práctica. Coordinación: Jano Salazar.
    La mezcla de las artes en una búsqueda del campo sensible del cuerpo a través de imágenes que conforman un sentido del profundo mundo que nos atraviesa.
    Menea el efecto, hacé tu remix de movimiento expresivo.
    Viernes 11 de febrero, 19 h.

  • Nuevas arquitecturas de relaciones. Laboratorio. Coordinación: Bárbara Alonso.
    Buscaremos a través de la danza re-habitar los espacios, re-habitar(nos), para que la danza sea transformadora de realidad, de ideas, de mundos.
    Sábado 12 de febrero, 18 h.

  • Session Casa Tropikália Taller + práctica + performance. Coordinación: Laurent Romero.
    Les invitamos a compartir una jornada con nuestra casa para convidar nuestra energía y parte de lo que vivimos día a día junto a la cultura ballroom. Recomendable asistir con rodilleras, ropa cómoda, agua personal y calzado de entrenamiento. Luego de la clase, se realizará una performance al beat de Old way (viejo camino) y Vogue femme para terminar en un "momento kiki" donde practicaremos "tens" y "batallas" como se vive en los ball.
    Domingo 13 de febrero, 17 h.

  • La pieza más pequeña. Performance. Dirección: Mercedes Ferrari.
    Instalación en la cual una performer transforma al espacio en una gran telaraña utilizando tanza, cinta de papel y objetos personales. Allí, acciona por necesidad encontrando placer en la concreción de sus tareas, mientras se lanza desesperadamente sobre los objetos y se deforma en el afán de dar lugar a sus impulsos. Se invita al público a ser testigos de una yuxtaposición de terquedad, extenuación, fragilidad y deseo.
    Viernes 18 de febrero, 17 h.

  • Investigación del movimiento y de la escena. Taller. Coordinación: Yasmín Frione.
    Abordaremos elementos para estar en estado performativo, para habilitar el túnel hacia el interior, desbloqueando trabas y adquiriendo cada vez más potencia, energía y autenticidad. Vamos a buscar componer y crear una gran danza grupal, un sinfín de escenas.
    Sábado 19 de febrero, 17 h.

  • Sistemas de fuga 2 (extracto de obra) Performance. Coordinación: Yasmín Frione.
    En SDF 2 nos enfocaremos en los universos adversos, en burbujas de calma. Crear una atmósfera sanadora, reparadora, contenedora, generando interacción con lxs espectadores para que puedan sumergirse en la experiencia FSY5TEM.
    Sábado 19 de febrero, 19 h.

  • Proyecto ENTRE: Acción ADN. Taller. Coordinación: Claudia Groesman. Diseño sonoro y composición musical en vivo: Guillermina Etkin.
    ¿En qué nos reconocemos? ¿Con qué gestos y acciones expresamos el sentimiento de pertenencia? ¿y qué memoria afectiva se despierta en nuestros cuerpos? Con estas preguntas invitamos a las familias a jugar con el movimiento y con materiales para reinventar nuestros modos de relacionarnos y de estar juntxs
    Domingo 20 de febrero, 17.30 y 19 h.

  • Patio de juegos. Performance. Coordinación: Verónica Marcovsky.
    La performance explora el movimiento del baile Flamenco, a través de los diferentes estímulos que propone la arquitectura, el sonido y el público de Tecnópolis. El espacio físico, la música, y los objetos pasan de ser un mero apoyo a constituirse como parteners de la intérprete.
    Viernes 25 de febrero, 17 h.

  • Danzar lo inestable. Laboratorio. Coordinación: Inés Armas.
    Laboratorio que parte de la observación de la propia respiración como movimiento transversal en el que participan y se integran variables diversas de nuestra organización como la postura, la alineación, las alteraciones de nuestro entorno y las emociones. Utilizando herramientas de Danza Contemporánea, Técnica Graham y DNS, les participantes serán invitades a observar la estabilidad como una variable dinámica, que integra la desestabilización constante, generando movimiento y cambio en todas las estructuras internas en nuestro organismo y en nuestras relaciones con el entorno y con los demás.
    Sábado 26 de febrero 18 h.

  • Talleres del trazo y movimiento. Taller. Coordinación: María Pía Rillo.
    La propuesta se propone potenciar y generar derivas para situarlas en territorio Tecnópolis en las que los ejes son la improvisación en danza, la cocreación con el espectador y la relación de la danza y el trazo desde la letra manuscrita al dibujo en general.
    Domingo 27 de febrero, 17 h.

  • Danza a la Firma. Performance. Dirección: María Pía Rillo.
    A partir de la improvisación en danza, la cocreación con el espectador y la relación de la danza y el trazo desde la letra manuscrita al dibujo en general, se propone situar una propuesta performática en el territorio de Tecnópolis.
    Domingo 27 de febrero, 19 h.

  • ESI en movimiento. Taller. Coordinación: María Eugenia Restovich.
    Se propone trabajar con un grupo de niñes entre 8 y 12 años en prácticas de movimiento que serán desarrolladas teniendo como eje transversal la ESI , en formato de laboratorio y experimentación.
    Lunes 28 de febrero 17.30 h.

  • Danzas diversas. Práctica. Coordinación: María Eugenia Restovich.
    Teniendo como base la sensopercepción, eje fundamental sobre el que se trabajará con el objetivo de sentir el cuerpo, desde lo anatómico hasta las emociones, y a partir de estas sensaciones e imaginarios, desplegar danzas singulares que luego se entramarán en un espacio colectivo.
    Lunes 28 de febrero 19.30 h.

Scroll hacia arriba