Daniel Menéndez: “Con Obras + Trabajo vamos a mejorar los espacios comunitarios de los barrios populares”

Daniel Menéndez, subsecretario de Políticas de Integración y Formación, explicó que las obras se harán en el marco de la iniciativa Obras + Trabajo que se lanzó hoy 6 agosto, en las vísperas de San Cayetano, patrono del trabajo.


Daniel Menéndez es subsecretario de Políticas de Integración y Formación, dentro de la Secretaría de Economía Social del Ministerio, y referente de la organización Barrios de Pie. Desde la Subsecretaría diseñaron la iniciativa “Obras para el Barrio + Trabajo para su Gente”, que tiene como finalidad impulsar obras en los barrios para fomentar el trabajo entre los vecinos. El plan, clave en para la salida de la crisis profundizada en la pandemia, se lanzará el 6 de agosto y tendrá tres ejes básicos: mejorar los espacios comunitarios, trabajar en la urbanización del hábitat y fortalecer la economía popular.

1—¿Cuál es el rol de la Subsecretaría de Políticas de Integración y Formación?

En el marco del programa Potenciar Trabajo, articulamos las pequeñas obras que existen en los barrios con los titulares de derecho y con la organización de cooperativas. Creemos, como dice el ministro Daniel Arroyo, que la salida es el trabajo. Desde el Estado tenemos que masificar la posibilidad de vincular los programas de empleo con el trabajo.

2—¿En este sentido qué representa “Obras + Trabajo”?

En vísperas a San Cayetano, presentamos este programa desde la Subsecretaria, dentro del Potenciar Trabajo, llamado “Obras + Trabajo”, bajo el lema obras para el barrio, trabajo para su gente. La idea es pensar la pospandemia vinculada con pequeñas obras en el barrio. El plan tiene tres componentes: uno vinculado con la refacción de espacios comunitarios, destacando sobre todo los lugares como los comedores comunitarios y los clubes de barrio que fueron clave para enfrentar la pandemia. Ahí la gente concurrió para recibir un plato de comida, para la asistencia alimentaria, y, también, para encontrarse con el operativo Detectar, con el Barrio Cuida al Barrio, dispositivos muy eficaces. Nos parece que tenemos que reconocer a estos lugares, darles valor, porque son instancias de organización comunitaria muy importantes. Por eso tenemos planteado refaccionar más de 1000 comedores comunitarios en todo el país, y unos 250 de clubes de barrio. Otro de los ejes del plan está vinculado con los espacios de la economía popular, ya sea polos productivos como también almacenes y mercados populares. Queremos construir y acondicionar espacios para la generación del trabajo. Por último, el eje relacionado con el hábitat, la urbanización y la mejora de los barrios populares. Tenemos que fortalecer los espacios públicos de nuestros barrios. La pandemia nos deja un legado: tenemos que mejorar los espacios comunitarios, el diez por ciento de la población que vive en los más de los 4400 barrios populares, estuvo en peores condiciones para poder resguardarse de la pandemia; nos parece que es una agenda que hay que atender y avanzar en construir calles, veredas, zanjeos, erradicar los basurales a cielo abierto y construir espacios verdes. En síntesis, dentro del “Plan Obras + Trabajo” pensamos que hay que mejorar y construir espacios comunitarios, arreglar clubes de barrio, fortalecer los espacios que tienen que ver con la economía popular y mejorar y urbanizar los barrios populares. Todo con los vecinos de cada barrio, generando trabajo para mejorar los ingresos y la calidad de vida.

3—¿Esta primera instancia de ir transformando los planes sociales en trabajo genuino, también implica un proceso de capacitación de la gente para el ingreso al mercado laboral?

Sí, efectivamente. Nosotros, durante el primer semestre, acondicionamos más de 4000 escuelas en todo el país, con 40 mil trabajadores y vimos que lo que existe es mucha vocación de aprender. Hay muchas mujeres, vecinas del barrio de las escuelas, que tuvieron el primer acercamiento con tareas de refacción, construcción y pintura en el hacer sobre la base del trabajo. Hay que encontrar mecanismos de capacitación que vayan de la mano con la acción concreta; que sean mecanismos y dispositivos que permitan a los trabajadores y trabajadoras salir acreditando saberes y mejoras en sus capacidades.

4—Para todas estas políticas la relación entre el Ministerio y los movimientos sociales es clave.

Sí, así lo plantea también el ministro Arroyo cuando dice que lo mejor que tiene el país es su red social. Tenemos absolutamente en claro que la política social está necesariamente asociada con la organización popular. La búsqueda de mayor impacto de la política pública es mucho más eficiente cuanto más organizada esté la comunidad. Así que, sin duda, los movimientos tienen un rol absolutamente determinante en el diseño, la ejecución y la planificación de las políticas públicas. Me parece que el Estado, el movimiento social y la organización comunitaria son una sinergia que mejora el impacto de las políticas sociales.

El Estado, los movimientos sociales y la organización comunitaria son una sinergia que mejora el impacto de las políticas sociales.

Daniel Menéndez