D’Alessandro: “Sin el trabajo doméstico y de cuidados no hay economía ni tejido social que resista”

 


La directora de Economía, Igualdad y Género, Mercedes D'Alessandro, expuso este jueves en Essential for Recovery, la primera cumbre mundial de trabajadoras esenciales, junto a líderes empresariales, funcionarias gubernamentales, influyentes culturales y trabajadoras esenciales de América del Norte y del Sur, Europa, África y Asia.

El objetivo de la cumbre, que dura tres días, es intercambiar experiencias en torno al impacto de la pandemia de COVID-19 y discutir visiones del mundo en un marco para una recuperación económica justa. En este marco, D’Alessandro se refirió al trabajo realizado por la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género y destacó que “el objetivo es que las políticas económicas cierren brechas de desigualdad”.

Durante el diálogo con Xanthe Scharff, CEO y Co-Fundadora de The Fuller Project, la Directora expresó que “la pandemia tuvo un impacto desigual y agrandó brechas de género” y explicó que a la crisis económica se sumó una crisis de los cuidados. “Las mujeres dedican tres veces más que los varones a las tareas de cuidado. Este trabajo no remunerado se incrementó con la pandemia, con el cierre de espacios como escuelas y jardines, con las restricciones de circulación, con el aumento del trabajo remoto. Niños y niñas en las casas durante más tiempo significa más trabajo, un trabajo que está feminizado y que resta oportunidades de insertarse y crecer en el mercado de trabajo, de educarse, de descansar”, agregó.

En esta línea, precisó que, hasta la pandemia, el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado representaba el 16% del PBI y que luego del periodo más crítico pasó a ser del 22%. “Esta visibilización de la brecha nos plantea una oportunidad: el impacto de estas tareas en la economía es muy fuerte. La pandemia nos demostró que sin el trabajo doméstico y de cuidados no hay economía ni tejido social que resista”, añadió D’Alessandro.

Asimismo, destacó el Programa Integral de Reconocimiento de Períodos de Servicio por Tareas de Cuidado, como una de las políticas del Estado que busca reparar una desigualdad de género histórica. “En Argentina, el sistema de pensiones hace que solo las trabajadoras formales puedan aportar para que, al final de su vida productiva, tengan una pensión”, explicó la Directora, al tiempo que aclaró que “gran parte de las trabajadoras son informales y el sistema de inserción laboral, que es precario, obstaculiza el acceso a una jubilación para ellas y solo una de cada 10 con edad de jubilarse está en condiciones de hacerlo”.

Por este motivo, concluyó haciendo hincapié en que “con esta política, la ANSES reconoce el trabajo doméstico y de cuidados y otorga un año de aportes por hijo/a a las mujeres que, pese a tener la edad para jubilarse, no contaban con los aportes necesarios para hacerlo”.