D’Alessandro: “El Presupuesto es una herramienta técnica pero también política, porque es indispensable para cerrar brechas de desigualdad”

 


La directora de Economía, Igualdad y Género, Mercedes D’Alessandro, participó este miércoles en la charla virtual “Presupuesto con perspectiva de género, hacia un futuro más igualitario”, organizada por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) y la Universidad Nacional de La Plata.

En este marco, la Directora se refirió a la necesidad de enfocar los diagnósticos de los problemas desde una perspectiva de género y de trabajar con el Presupuesto, que es herramienta central para la planificación de toda la economía. “Que la programación económica tenga perspectiva de género es fundamental para solucionar problemas estructurales de desigualdad económica”, explicó D’Alessandro, al tiempo que destacó que “los presupuestos son herramientas indispensables para la gestión política”.

Durante su exposición, la Directora hizo hincapié en que “el presupuesto 2021 fue el primero en la historia de la Argentina en establecer como prioridad de un modelo económico la inclusión social con perspectiva de género y diversidad”. En esta línea, D’Alessandro precisó que el Presupuesto 2021 “reconoce que existen brechas de género y un impacto diferenciado entre varones y mujeres y orienta las partidas hacia el objetivo de lograr mayor igualdad de género”. “La perspectiva de género es un eje transversal a todas las políticas y eso se logró a partir de una construcción, también transversal, con todos los organismos del Estado”, agregó.

Asimismo, D’Alessandro señaló que “el Presupuesto 2021 tiene 55 partidas que cierran brechas de desigualdad, que equivale a 15% del Presupuesto Nacional”. De esta manera, sostuvo que “es el punto de partida para trabajar en el presupuesto 2022, que está en proceso” y que “el Gobierno Nacional tiene el compromiso de cerrar brechas de desigualdad y para ello es necesario incorporar la mirada de derechos y feminista en todas las políticas, no sólo la directamente relacionadas con las mujeres”. “El Presupuesto es una herramienta técnica pero también política, porque es indispensable para cerrar brechas de desigualdad”, concluyó.