Cursantes de la Escuela de Buceo realizaron ejercitaciones específicas

Las actividades fueron de buceo de salvamento y buceo táctico, de acuerdo a cada uno de los cursos.


Mar del Plata – En el marco de las diferentes actividades académicas y profesionales que se llevan a cabo en la Escuela de Buceo, con asiento en la Base Naval Mar del Plata, los alumnos de los cursos de Buzo de Salvamento y Buzo Táctico desarrollaron diferentes ejercitaciones con el objetivo cumplir las metas propuestas en la planificación curricular de ambos.

Dichos cursos específicos comenzaron durante el mes de abril, una vez finalizado el CAB12 (curso de buceo de borda hasta 12 metros), primer curso en común con una duración de tres meses.

En lo que respecta a esta etapa de ejercitaciones, los futuros buzos de salvamento realizaron buceos en simulador y en unidades navales hasta 30 metros con dependencia de superficie, a los efectos de adquirir las técnicas de buceo e ir buscando cada vez más profundidad, con el objetivo de cumplir las prioridades del curso.

En tanto, quienes realizan el Curso de Buzo Táctico, llevaron a cabo una etapa de adiestramiento en el terreno en la zona de «Las Serranitas», donde durante una semana se trabajó en técnicas de escalada en paredes de piedra de 20 metros de altura con diferentes dificultades, tácticas de desplazamiento en el terreno y distintas técnicas de supervivencia.

Al momento, los integrantes del Curso de Buzo Salvamentista adquirieron conocimientos sobre arquitectura naval, técnicas de centro hiperbárico y operador de cámaras hiperbáricas, “todo tendiente a hacer trabajos subacua específicos y buceos de profundidad”, explicó el Director de la Escuela de Buceo, Capitán de Fragata Pablo Teramo.

Los futuros buzos tácticos, por su parte, trabajaron en operaciones terrestres, planeamiento y operaciones especiales. “Aprendieron a utilizar el equipo de buceo de circuito cerrado y comenzaron con buceos en tanque con ese tipo de equipos”, agregó.

“Por la naturaleza de los cursos se mantuvieron las clases presenciales, extremándose las medidas y manteniendo burbujas pequeñas a los efectos de que, si surgiera algún caso de COVID, detectarlo rápidamente y aislar a la persona”, detalló el Capitán Teramo.

A modo de balance respecto a las ejercitaciones realizadas, el Director de la Escuela de Buceo expresó que los cursantes demostraron “una gran voluntad y una vocación por la especialidad que eligieron y se están desempeñando muy bien, manteniendo las normas de seguridad y cuidado personal y grupal que impone la pandemia”.