Presidencia de la Nación

Culminó la Semana del Futuro con un encuentro sobre democracia

Con la presencia de referentes del ámbito académico y los Derechos Humanos, la última jornada del evento se centró en el cuidado y fortalecimiento de la democracia.


Con la presencia de referentes de Derechos Humanos, representantes de Naciones Unidas y expertos del ámbito académico, la última actividad de la Semana del Futuro se dedicó a trabajar los desafíos actuales y venideros para la democracia a partir de mesas de debate e intercambio. El encuentro, que tuvo lugar en el Museo del Bicentenario, contó con la presencia de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel; el Jefe de Gabinete, Agustín Rossi; el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla; el directo de Argentina Futura, Nahuel Sosa; y la representante de Naciones Unidas, Claudia Mojica. La problemática de los discursos de odio, la violencia política y los desafíos que presenta la irrupción de la inteligencia artificial fueron los ejes de la última jornada del evento.

La Semana del Futuro es una propuesta que tiene el objetivo de debatir ideas y proponer políticas públicas para el mediano largo plazo, pensadas en diálogo con los actores sociales y políticos del país. Desde esta iniciativa se piensa al futuro como un derecho que debe ser garantizado y construido a partir de una fuerte participación ciudadana.

En este último encuentro, el Consejo Económico y Socia compartió las iniciativas y estudios realizados en el organismo durante el desarrollo de las mesas de trabajo “Violencia política, negacionismo y discursos de odio”; “Disputas culturales y cambio social”; “Inteligencia artificial: nuevos desafíos para la Argentina que se viene”; y “La educación del futuro”. El órgano, que funciona bajo la órbita de la Secretaría de Asuntos Estratégicos, puso en valor las reuniones que convocó con diversos representantes locales de Twitter y Google para debatir sobre el impacto de los discursos de odio en las redes sociales.

Las mesas “Disputas culturales y cambio social” y “Violencia política, negacionismo y discursos de odio” atendieron los problemas coyunturales de fuerte atomización y polarización social. Asimismo se destacó el rol de las nuevas generaciones como promotoras de nuevas subjetividades, perspectivas y propuestas culturales. De estas mesas participaron referentes de la cultura y del sector académico.

En tanto, la mesa sobre inteligencia artificial hizo hincapié en la generación de un marco normativo para la adopción de estas herramientas, maximizando sus posibilidades y estudiando los riesgos de su uso. En este espacio, expositores del sector informático, como la empresa Microsoft y la fundación Vía Libre; el sector académico; y el ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT) pusieron de relieve la necesidad de establecer espacios de trabajo para la inserción de las IA en el contexto local, así como para estudiar sus efectos en la cohesión social, la convivencia democrática y el mundo del trabajo.

Por su parte, en el panel de “La educación del futuro” se trabajó principalmente sobre los desafíos de la escuela en este último tiempo, tal como la vinculación con el mundo del trabajo y la incorporación de tecnologías y herramientas que permitan el acceso a empleos de calidad. Por otro lado, se abordó la implementación de la perspectiva de género en las escuelas y la escucha a las necesidades y demandas de la población estudiantil a la hora de construir agendas educativas. La mesa contó con la participación de universidades públicas nacionales e institutos de todo el campo educativo.

Al cierre del encuentro el abogado Jose Manuel Ubeira; el activista por los derechos humanos, Remo Carlotto; y la presidenta del Instituto Cultural de PBA, Florencia Juana Saintout reflexionaron sobre las problemáticas actuales que ponen en peligro a las democracias en distintos países del mundo. Durante su exposición, los expositores advirtieron sobre el fenómeno del lawfare, los discursos de odio, el negacionismo, las fake news y el hostigamiento mediático como factores que ponen en riesgo a las democracias del sur global.

Scroll hacia arriba