Cuidado de las colecciones patrimoniales durante la pandemia COVID-19

 


Ante las medidas de emergencia establecidas por el gobierno nacional decretado en marzo del corriente, para combatir la pandemia generada por el COVID19, con el respaldo de la OMS y tras el “aislamiento social preventivo obligatorio”, los espacios culturales quedaron cerrados al público y el personal reducido a servicios esenciales, por lo que la carga viral sobre los bienes culturales muebles e inmuebles posiblemente sea mínima.

Sin embargo no se pueden correr riesgos y se deben tomar todas las medidas de prevención necesarias. Es por ello que los responsables del patrimonio junto con la comunidad científica están investigando sobre la afectación que puedan ejercer sobre el patrimonio cultural, para garantizar la seguridad de las personas como de las colecciones.

¿Qué es el virus Covid-19?

“Un virus no es un microorganismo, es un agente infeccioso que necesita de otras células para reproducirse. Todos los virus son fragmentos de código genético o ARN agrupados dentro de lípidos y proteínas. Y tienen una envoltura exterior a base de grasa, conocida como envoltura viral. Es esta cobertura grasa la que permite que el coronavirus sea susceptible al agua y al jabón.” Comenta la conservadora científica Mary Striegel.
El Covid-19 se transmite de manera directa de persona a persona y, de manera indirecta por contacto con superficies o con objetos que se hayan manipulado. La materialidad con los que han sido construidos los bienes culturales son diversos y si bien no son “infectados” por el virus, sí se convierten en vectores pasivos, predisponiendo en mayor o menor medida al contagio.
No debemos olvidar que el patrimonio cultural es un bien no renovable, es único e irrepetible. Por lo tanto, cada acción que pueda afectar a su estado de conservación debe ser adecuadamente conocida, reportada y documentada por los conservadores - restauradores.
En esta situación de emergencia en la que es prioritario la protección de las personas, también es necesario considerar el importante papel que el patrimonio cultural representa para la sociedad. En este sentido los principales organismos internacionales, como el ICCROM o el ICOM recordando la importancia social y económica y el valor identitario que representa el patrimonio cultural. Siendo necesario tener en cuenta las siguientes consideraciones:
* Garantía de la salud del personal.
* Protección de sus colecciones (Desafío para los profesionales del campo de la conservación de los bienes culturales).

Para establecer un plan de prevención, es necesario conocer la persistencia virus Covid-19 en los materiales que forman parte de elementos históricos, artísticos y documentales. Para ello se tomò como fuente de consulta el artículo publicado en marzo de 2020 en el Journal of Hospital Infection.

Plástico

SUPERFICIEDURACIÓN EN TIEMPO
Metal5 días
Madera4 días
Papel4-5 días
Cristal/vidrio4-5 días
Plástico6-9 días
Piedra**2-12 días

 

Alguno de los centros que han aportado las investigaciones sobre el cuidado de las colecciones patrimoniales durante la pandemia COVID-19 son el Grupo Español IIC; el Instituto Canadiense de Conservación (I. Karsten, J. Kepkiewicz, S. Lambert, C. Maitland y T.Strang. Contribuciones adicionales de E. Ayre y R. Baird); el Centro Nacional de Tecnología y Capacitación para la Preservación con conservadora científica Mary Striegel, entre otros. Se basan en el análisis de la contaminación de los materiales del patrimonio, desinfección de los espacios de recolección y recomendaciones para garantizar las medidas de desinfección sean compatibles para la protección de los bienes culturales.

Hoy, las instituciones del patrimonio cultural se enfrentan a muchos desafíos a medida que el mundo se enfrenta a la pandemia COVID-19. Si bien las colecciones no están directamente en riesgo, la pandemia complica su atención. 
Es importante destacar que antes de actuar en la desinfección sobre los bienes culturales se deben consultar las intervenciones con los responsables del cuidado y tutela del patrimonio cultural para determinar la vulnerabilidad de cada elemento y las mejores alternativas para evitar daños innecesarios e irreversibles sobre los objetos de valor patrimonial.
Nunca es recomendable tocar de manera directa los bienes culturales pero esta premisa, en una situación como la de ahora, es todavía más necesaria. Los virus solo pueden desarrollarse en los seres vivos pero la permanencia de partículas víricas (provenientes del contacto directo o por la saliva) sobre las superficies puede suponer un foco de contagio.
A medida que se vuelvan a abrir los establecimientos después de la cuarentena, se deberán desarrollar nuevos protocolos para mantener a los trabajadores y visitantes seguros, incluidas formas de mostrar e interactuar con objetos de arte.

Desde el Ministerio de Economía se está trabajando para potenciar todos los programas preventivos y protocolos de acción que permitan que se recuperen los niveles normales de actividad. También frente al distanciamiento temporal de la sociedad con su patrimonio cultural (inmuebles y muebles) se está promoviendo el acceso virtual al patrimonio, ofreciendo contenidos en línea y estrategias innovadoras en respuesta a la crisis del coronavirus. Buscando formas creativas de difundir nuestro patrimonio cultural.

El patrimonio cultural es el recuerdo de nuestro pasado, disfrute de nuestro presente y fuente de conocimiento para el futuro. La mejor herramienta para su conservación es la prevención.
Cuídate y cuídalo al Patrimonio, no lo toques.

Para mayores recomendaciones

Asociaciones Internacionales de conservación de patrimonio