A cuatro años de la adopción de la Agenda 2030: compromisos, logros y desafíos a futuro


El 25 de septiembre de 2015, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas –integrada por representantes de 193 Estados Miembros– adoptó la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, con especial enfoque en la erradicación de la pobreza y la construcción de sociedades pacíficas, justas e inclusivas.

El compromiso de los principales líderes mundiales está plasmado en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre los cuales la educación –inclusiva, equitativa, de calidad y a lo largo de toda la vida– juega un rol fundamental: además de estar explicitada en un objetivo “propio”, está presente en la mayoría de las metas que hacen a la consecución de la Agenda.

Tal como señala el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro, “la educación es un derecho humano fundamental que garantiza el acceso a los demás derechos, y es también el motor del desarrollo económico, social y ambiental. Sin educación no hay desarrollo de las capacidades humanas, y sin desarrollo humano, no hay posibilidad alguna de desarrollo sostenible”.

En los cuatro años transcurridos desde la adopción de la Agenda 2030, la Dirección Nacional de Cooperación Internacional (DNCI) de la cartera educativa argentina ha impulsado acciones y generado alianzas en pos de la formación de ciudadanos comprometidos con el desarrollo sostenible y capaces de transformar positivamente sus comunidades.

 Desde 2016, nuestro país participa activamente en el Comité Directivo Global Educación 2030, cuya finalidad principal es armonizar y fortalecer el apoyo a los países para la consecución del ODS4 y sus metas asociadas. Actualmente, y por segundo período consecutivo, Argentina representa a América Latina y el Caribe en este ámbito de diálogo, consulta y coordinación de políticas, junto a Colombia, Perú y Venezuela. Asimismo, la DNCI forma parte del Comité Directivo Regional que da seguimiento a los acuerdos alcanzados en las Reuniones Regionales de Ministros de Educación de América Latina y el Caribe: la primera de ellas, celebrada en Buenos Aires en 2017; la segunda, ocurrida el año pasado en Cochabamba, Bolivia. Cabe además destacar la participación, en julio de este año, del secretario de Gestión Educativa del MECCYT, Oscar Ghillione, en el Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible. En esa ocasión, el funcionario detalló las acciones que impulsa el MECCYT orientadas a mejorar los resultados educativos en las escuelas secundarias de todo el país, fortalecer la capacitación docente, asegurar la permanencia y elevar la tasa de egreso en el nivel medio, reducir la brecha de acceso al nivel superior y a la formación tecnológica, entre otros objetivos. Asimismo, recordó que, en ocasión del ejercicio de la presidencia del G20, “Argentina se centró en la educación, las habilidades y el aprendizaje a lo largo de la vida como un motor principal para el crecimiento inclusivo, destacando también la innovación y las tecnologías de vanguardia”.

 A partir del ciclo lectivo 2017, todos los calendarios escolares del país incorporaron –por iniciativa de la Dirección– un conjunto de conmemoraciones internacionales establecidas por Naciones Unidas, con el objetivo de abordar en las aulas diversas temáticas relacionadas con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Resolución CFE 313/16). En el mismo sentido, el Consejo Federal de Educación declaró de interés educativo la campaña “La Lección Más Grande del Mundo”, una iniciativa respaldada por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) que busca comprometer a todos los actores de la comunidad educativa en la enseñanza y difusión de los ODS.

 Dicha campaña también fue declarada de interés educativo para la región durante la Presidencia Pro Tempore Argentina 2017 del Sector Educativo del MERCOSUR (SEM). Asimismo, en ocasión de la 50ª Reunión de Ministros de Educación del bloque, las autoridades consideraron necesario articular la agenda de trabajo del SEM con los acuerdos plasmados en la Declaración de Buenos Aires de 2017, dando además seguimiento a la hoja de ruta elaborada por el Comité Directivo Regional para la consecución de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030.

 En el ámbito de la Educación Superior, la DNCI promueve la movilidad académica internacional y la democratización en el acceso a la oferta de becas internacionales a través de su plataforma Campus Global, que facilita la consulta de las propuestas disponibles, para argentinos y extranjeros, para estudiar o realizar estancias de investigación fuera de sus países de origen. Argentina también tuvo un rol central en la organización de la Conferencia Internacional de Estados que se realizó en Buenos Aires del 11 al 13 de julio pasados, y que culminó con la adopción de un nuevo Convenio Regional de Reconocimiento de Estudios, Títulos y Diplomas de Educación Superior para América Latina y el Caribe. “Nos hemos comprometido a fortalecer los vínculos entre educación superior y mundo laboral, avanzando hacia sistemas educativos más flexibles y resilientes, a fin de garantizar los derechos y satisfacer las necesidades de personas migrantes y refugiadas”, destacó en aquella oportunidad el ministro Finocchiaro.

 A través de la secretaría adjunta de la Comisión Nacional Argentina de Cooperación con la UNESCO (CONAPLU), la Dirección ha impulsado diversas instancias de participación de docentes, estudiantes y escuelas argentinas en actividades y espacios destinados a pensar la Educación Sostenible. En 2016, por ejemplo, la coordinación nacional de la Red Argentina de Escuelas Asociadas a la UNESCO, en alianza con la filial local de Wikimedia y LAN Argentina, convocó a alumnos de todas las instituciones adheridas a la Red a participar del concurso fotográfico “Actitudes Sostenibles”. Asimismo, la Red ha sido representada por alumnos y docentes en eventos como la Semana de la UNESCO para la Paz y el Desarrollo Sostenible (marzo de 2017, Ottawa, Canadá); el Simposio y Foro de Políticas “Rompiendo el código: Educación en STEM para niñas y mujeres (agosto de 2017, Bangkok, Tailandia) y el Encuentro Regional de Jóvenes de la UNESCO (septiembre de 2019, Montevideo, Uruguay).

Este año, además, la CONAPLU ha participado del Segundo Foro de la UNESCO sobre Educación para la Ciudadanía Mundial, donde se presentó el trabajo realizado por la comunidad educativa de la Escuela N° 4-032 “Nuestra Señora de las Nieves”, ubicada en Uspallata, Mendoza. También, junto a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, se identificaron e incorporaron a la Red PEA los establecimientos educativos cercanos a las reservas de biósfera de nuestro país, a fin de transferir recursos financieros para la ejecución de proyectos de investigación, formación, supervisión y educación sobre biodiversidad.

 Argentina llega al cuarto aniversario de la adopción de la Agenda 2030 con una nueva propuesta para seguir enseñando y aprendiendo los ODS: “Desafío Global, el juego de la sostenibilidad”. Se trata de un juego multiplataforma de preguntas y respuestas, organizadas en distintos niveles de dificultad, para jugar en la escuela o en casa, con amigos o en familia. Elaborado inicialmente en idioma español, actualmente se encuentra en proceso de traducción al inglés y francés, y se espera que próximamente esté disponible en otros idiomas.