Cuarta Jornada de “Reforma procesal penal y Fuerzas de Seguridad: la investigación criminal en el modelo acusatorio”

Organizada por la Subsecretaria de Investigación Criminal y Cooperación Judicial, Valentina Novick, ayer se realizó la cuarta jornada del ciclo “Reforma procesal penal y Fuerzas de Seguridad: la investigación criminal en el modelo acusatorio”. El eje del encuentro se concentró en “La persecución de los Delitos Económicos en el nuevo paradigma procesal”.


De este modo, el curso continuó el análisis de los modos en que se realiza la investigación criminal en el país, así como procura adecuar sus procedimientos de trabajo a la situación actual del delito complejo. El marco propuesto por la Subsecretaría es el de las sucesivas reformas judiciales y la implementación del modelo acusatorio.

La directora de Investigaciones de Delitos Económicos, Micaela Méndez, moderó el encuentro que contó con la exposición del director de Cooperación Judicial y Ministerios Públicos, Jonatan Firun, la cotitular de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), Laura Roteta; el titular del Juzgado en lo Penal Económico N° 2, Pablo Yadarola; la Fiscal Federal de Concordia, Josefina Minatta y el director General de Seguridad Aeroportuaria Compleja de la PSA, Marcelo Pultera.

Al inicio, Firun explicó: “nos interesa destacar las funciones que se llevan adelante y las posibilidades de articulación que tiene este Ministerio con el Ministerio Público y el Poder Judicial”. Tras ello refirió: “venimos potenciando el desempeño de las y los agentes, así como las ‘entregas vigiladas’, mecanismos que se vienen implementando desde diciembre de 2019”.

La fiscal Federal de Concordia, Josefina Minatta, disertó sobre los delitos económicos, su complejidad y el tipo de investigación necesaria para descifrarlos. Ante ello expresó la necesidad “de pensar en qué podemos hacer para mejorar las investigaciones en este tema tan novedoso para la historia jurídica argentina”. Por ello, Minatta clasificó los delitos económicos como crímenes no tradicionales, pues no cumplen con las características de criminalidad urbana: “los delitos económicos pueden ser lavado de activos, evasión tributaria, contrabando, intermediación financiera no autorizada, uso de información privilegiada, fraudes contra la administración pública y financiamiento del terrorismo. En nuestra jurisdicción hemos trabajado principalmente con el lavado de activos proveniente del narcotráfico”. Luego resaltó la importancia de “investigar estos tipos de delitos ya que, directa o indirectamente, causan un grave daño a las economías locales, disminuyen la tributación de los países, desestabilizan mercados financieros, entre otras consecuencias. Los delitos económicos son un problema mundial”, concluyó.

Por último, la fiscal caracterizó la investigación como “compleja y con un sistema de investigación mixto: estamos yendo a un modelo nuevo, adversarial y acusatorio. El Juez deja de ser el director en las investigaciones y pasa a ser el fiscal. Hay pasos más breves y los fiscales podemos decidir en virtud de los criterios de disponibilidad qué casos aceptar y cuáles desechar según la importancia que pueden tener”.

Pablo Yadarola, por su parte, destacó la denominación de “Delitos Económicos bajo el nuevo código procesal penal” y agregó: “al tornarse en un sistema netamente acusatorio, estamos definiendo nuestros roles en la tarea judicial ya que les da a los fiscales y a las fuerzas federales la toma de decisiones en los casos de persecución criminal, en un trabajo conjunto”.

A continuación, el director General de Seguridad Aeroportuaria Compleja de la PSA, Marcelo Pultera, relató la metodología de trabajo en la estructura y experiencia de la PSA, tanto debido a su presencia en los aeropuertos como así también en las investigaciones de distintos delitos: “La PSA es una policía joven y esta condición nos lleva a que estemos capacitándonos constantemente en los distintos fenómenos criminales que se abordan. El director nacional de la Policía Aeroportuaria, José Glinski, tomó la decisión de instruir a los funcionarios civiles para comprender los casos delictivos”.

Para finalizar, la cotitular de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), Laura Roteta, celebró el encuentro por “ser un espacio de reflexión y que permite repensar sobre cuestiones de la labor diaria”. Al referir a la investigación de la criminalidad económica y la relevancia del sistema acusatorio concluyó: “repensar esta lógica se impone desde estos dos planos porque tenemos que analizar las lógicas de actuación que vamos a tener de cara a los métodos a utilizar para prevenir, investigar, perseguir y juzgar los delitos organizados y cómo hacerlo en un sistema acusatorio.