Cuando Yanina Martínez puso a la Argentina en lo más alto

La rosarina ganó los 100 metros (T36) en los Juegos Paralímpicos de Río y se subió a lo más alto del podio después de 20 años.


14 segundos y 46 décimas. Ese fue el tiempo que precisó Yanina Martínez para ingresar a la historia grande del deporte argentino. En la carrera de los 100 metros de la Clase T36, la rosarina dejó atrás a la alemana Claudia Nicoleitzik (14.64) y a la colombiana Martha Hernández (14.71) para colgarse la medalla dorada en los Juegos Paralímpicos de Río.

Pasaron cuatro años de ese memorable triunfo y la alegría está intacta. “Trabajé mucho para conseguir esa medalla”, dice la rosarina que aquel 9 de septiembre le dio a la Argentina una dorada en los Paralímpicos después de mucho tiempo. Habían pasado 20 años de los triunfos de Betiana Basualdo (Natación) y Néstor Suárez (Atletismo) en Atlanta 1996.

“Cuando recuerdo aquella tarde se me cruzan muchas cosas por la cabeza y siento un escalofrío. Lo que vivimos en Río fue increíble”, dice Martín Arroyo, entrenador de Yanina Martínez. “Esa medalla fue una gran recompensa como persona y como atleta. Con un gran esfuerzo y mucho trabajo tuvo su premio”, agregó.

La fecha imborrable de esa corrida está latente en cada rincón de la familia. “Lo festejamos como un cumpleaños. Es una hermosa marca que queda para toda la vida”, concluyó Arroyo.