Criterios para una elección de alimentos seguros que beneficien la salud

Desde el Senasa indicamos cuáles son algunos de los factores que influyen en la elección de alimentos para reforzar los cuidados a la salud en esta etapa.


Buenos Aires- En lo que respecta a la alimentación, es esencial que los consumidores puedan, en función de conocimientos ciertos y objetivos, seleccionar y consumir productos seguros.

Por eso, desde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recordamos ciertos aspectos para que las personas esten informadas y puedan realizar una elección de alimentos que permita cuidar su salud.

La planificación es el primer paso, en otras palabras, se debe organizar la salida de compras y hacer una lista que enumere los productos que se van a adquirir.

Una vez en el lugar, es importante que se deje para el final la compra de los alimentos congelados y perecederos –como leche, queso, pescado y carne– para evitar que se interrumpa la cadena de frío.

En ese sentido, es clave no colocar en el mismo lugar la comida preparada y caliente con los productos frescos o congelados. También, se deberá evitar que los alimentos entren en contacto con los productos de limpieza.

Asimismo, es importante conocer ciertas pautas específicas al elegir determinados alimentos:

•Cuando compren carne bovina, aviar o pescado, verificar que las carnes se encuentren en envases perfectamente cerrados, sin pérdidas de líquidos que puedan contaminar otros alimentos.

Adquirir pescado con buen olor, consistente al tacto y sin deformaciones o aplastamientos; el abdomen no debe estar hinchado; los ojos deben ocupar toda la órbita y las escamas deben estar bien adheridas.

•Cuando compren frutas y verduras
Chequear que los productos no presenten golpes, magulladuras o putrefacción: las frutas y verduras deben presentar la forma, frescura, textura, firmeza, aroma y color, en su estado original.

•Cuando compren lácteos
Constatar que no se haya roto la cadena de frío y que los envases estén cerrados y sin ningún tipo de golpe, abolladura o deformación.

No olviden que la presencia de mal olor o sabor ácido, son indicios de mal estado. Atender a esta información es importante para cuidar la salud pública.

Para obtener más información sobre consumo responsable y prevención de enfermedades transmitidas por alimentos, los interesados pueden ingresar aquí.