Cristina Peri Rossi: ganadora del premio Cervantes

Se cumplen hoy 80 años del nacimiento de una de las escritoras más destacadas de la segunda mitad del siglo XX en castellano.


Cristina Peri Rossi nació el 12 de noviembre en la ciudad uruguaya de Montevideo y fue la mayor de dos hermanas de un matrimonio de inmigrantes italianos. De chica, se refugiaba en las bibliotecas. No podía comprar los libros en las librerías, así que se pasaba horas y horas en la Biblioteca Nacional de su ciudad natal. Su padre, Ambrosio Peri, era un trabajador textil que murió cuando ella era joven. Su madre, Julieta Rossi, fue una maestra que reconoció muy pronto el talento de su hija para la escritura, y no dudó en alentarla, así como también le incentivó el amor por la música y la ciencia. En homenaje a ella, la escritora siempre usó su segundo apellido. La situación económica familiar era complicada. Su tío, soltero y comunista, era dueño de una biblioteca y también solía prestarle libros.

Además de escritora, fue docente. Realizó sus estudios primarios y el liceo en instituciones públicas y, luego, fue admitida en el Instituto de Profesores Artigas, donde empezó a estudiar Biología, pero se terminó graduando como profesora de Literatura Comparada. Ganó la cátedra de esa asignatura y dio clases durante once años, hasta su exilio en 1972.

La escritora uruguaya Cristina Peri Rossi junto a un gato.

En una entrevista con el diario español El país de febrero de 2010, a la pregunta sobre qué libros la habían hecho ser escritora, Peri Rossi contestaba: “Como a las niñas de mi generación, Mujercitas, de L. M. Alcott. Después, Un cuarto propio, de V. Woolf, El segundo sexo, de Simone de Beauvoir; Nena querida, de W. Saroyan, y los relatos de Chéjov y de Salinger”.

Su primera obra fue una recopilación de cuentos, Viviendo, que se publicó en 1963. La segunda: Los museos abandonados, en 1969. Ese mismo año también incursionó en la novela: El libro de mis primos. Tras estas publicaciones empezó a ser reconocida como una de las más importantes escritoras de su generación. Recibió los premios el Premio de los Jóvenes de Arca (1968) y el Premio Marcha.

Más tarde llegarían las novelas El amor es una droga dura (1999) y Todo lo que no te pude decir (2017), así como los relatos cortos Habitaciones privadas (2012) y Los amores equivocados (2015), casi todos publicados por la editorial Menoscuarto.

La escritora uruguaya Cristina Peri Rossi apoyada en un espejo.

Adherida al Frente Amplio como miembro independiente y participante de la revista Marcha, cerrada por los militares, a los 31 años decidió exiliarse en España amenazada por la dictadura militar uruguaya –la cual se extendió hasta 1985–, que prohibió su obra y la mención de su nombre en los medios de comunicación.

Cuando, en 1974, el gobierno español colaboró con el de Uruguay para negarse a autorizar de nuevo su pasaporte español, viajó a Paris con su amigo Julio Cortázar. Se quedó allí dos años hasta que volvió a España, donde se radicó en la ciudad de Barcelona, donde residió hasta la actualidad. En entrevistas mencionó que sufrió mucho el exilio y que, incluso, hasta pensó en suicidarse. Actualmente, la autora parece haberse acostumbrado a añorar Uruguay. Se considera una ciudadana del mundo. Sus ciudades preferidas son Montevideo, Barcelona, Berlín, San Francisco y Nueva York, y su paisaje elegido es el mar.

Su obra incluye una amplia variedad de trabajos narrativos, de poesía, ensayos y colección periodística que ha sido traducida a 15 lenguas.

La escritora uruguaya Cristina Peri Rossi firmando una dedicatoria en un libro.

Premio Cervantes

En esa misma entrevista con El país, le preguntaron quién debía ganar el Premio Cervantes. “Cristina Peri Rossi, para que siga escribiendo”, dijo ella. Seguirá escribiendo entonces, porque desde ayer es la sexta mujer en recibir el galardón. La última de ellas había sido la también uruguaya Ida Vitale, tras las españolas María Zambrano (1988) y Ana María Matute (2010), la cubana Dulce María Loynaz (1992) y la mexicana Elena Poniatowska (2013).

El Cervantes es un premio concedido anualmente por el Ministerio de Cultura de España –a propuesta de la Asociación de Academias de la Lengua Española–, que consta de 125 mil euros, constata “el público testimonio de admiración a la figura de una escritora o de un escritor, independientemente de su nacionalidad que, con el conjunto de su obra, haya contribuido a enriquecer el legado literario hispánico”.

Al anunciar a la ganadora de este año, el ministro de Cultura español, Miquel Iceta, contó que el jurado quiso destacar cómo el trabajo de Peri Rossi se ha centrado en “la condición de la mujer y la sexualidad”. Iceta también señaló el premio Cervantes reconoce el puente entre las dos orillas que ha construido Peri Rossi con su obra: “un recordatorio perpetuo del exilio”.

¿Cuál es mi casa?
¿dónde vivo?
Mi casa es la escritura
la habito como el hogar de la hija descarriada
la pródiga
la que siempre vuelve para encontrar los rostros conocidos
el único fuego que no se extingue.

La escritora uruguaya Cristina Peri Rossi en su juventud.

Fueron los versos de Peri Rossi que Iceta leyó en el anunció del premio.

Fuentes: Página web Cristina Peri Rossi, Poesía a media voz, Biografías y vidas, diario El país.