Creció el empleo registrado por tercer trimestre seguido

Los resultados de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) indican que el empleo registrado mostró de nuevo una evolución positiva en el tercer trimestre de 2010. El crecimiento interanual, del 3,3% muestra que se acelera el alza desde el primer trimestre del año. El empleo formal creció un 0,8% respecto del trimestre anterior y es el cuarto trimestre consecutivo con evolución positiva tras la debacle de los mercados en el mundo.


El ministro de Trabajo señaló que tal como los hechos venían mostrando en términos de recuperación del empleo y descenso de la desocupación, el empleo registrado muestra de nuevo una evolución positiva en el tercer trimestre de 2010. Es gracias a la solidez del país y las políticas del gobierno.

Carlos Tomada destacó que “la solidez del país y las políticas del Gobierno determinaron que esté creciendo el trabajo registrado en lo que va del año”. También marca expectativas de creación de nuevos puestos para los últimos tres meses del año.

Así se desprende de los resultados de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del tercer trimestre de 2010 que releva más de 1.500 empresas privadas del Gran Buenos Aires, el Gran Córdoba, el Gran Rosario y el Gran Mendoza.

Los datos son más que alentadores: el empleo formal creció un 0,8% respecto del trimestre anterior y es el cuarto trimestre consecutivo con evolución positiva después de la debacle de los mercados en el mundo.

Además de recuperarse los puestos registrados del sector privado perdidos en esa crisis mundial, el nivel de empleo en los principales centros urbanos del país supera en un 0,7% al que había antes del inicio de la crisis.

Esta variación positiva confirma que se han vuelto a crear puestos de trabajo en forma consistente y sistemática.

Evidencia de ello es que el crecimiento interanual del empleo se acelera desde el primer trimestre del año 2010 y alcanza en el tercer trimestre al 3,3%.

Tomar estos datos de la actualidad sin hacer una retrospectiva o sin mirar el panorama mundial nos haría caer en interpretaciones erróneas.

Hoy, muchos países siguen padeciendo problemas graves de desempleo producto de la explosión financiera negativa.

La excepción está constituida por las naciones que hicieron de la protección del empleo y de los más carenciados su principal instrumento para combatirla. Y esto es lo que ocurrió y lo que ocurre en la Argentina.

En su momento fueron los REPRO, la ley de blanqueo y los incentivos a la producción y al consumo los que hicieron que la crisis no calara hondo en nuestro país. Y ahora, las políticas productivas y salariales, y el nuevo piso de cobertura social, además de los aumentos jubilatorios automáticos cada seis meses, generan un nuevo impulso en la economía nacional.

Tal es así que la evolución del empleo de cada rama de actividad crece en casi todos los ítems, con la excepción de la construcción.

En línea con las políticas productivas del Gobierno, la Industria es el sector que más puestos de trabajo ha creado y es una de las actividades donde el empleo más se ha expandido en esta última etapa de recuperación y crecimiento. Pero no fue el único sector.

También lo hicieron el transporte, almacenaje y comunicaciones, el comercio, restoranes y hoteles y los servicios financieros y a las empresas.

Es interesante verificar también que el crecimiento se dio en todos los tamaños de empresa y que las posiciones no calificadas, los puestos de nivel técnico, y los de calificación operativa fueron los que más crecieron.

La tendencia de la demanda laboral abre expectativas muy favorables.

En el tercer trimestre de 2010, el 32,6% de las empresas buscó personal. De ellas, el 91% completó los puestos buscados y sólo el 3% no lo logró. Además, 8 de cada 10 empresas que proyectan movimientos de personal para los 3 meses siguientes opina que aumentará la dotación. Esta proporción es similar a la observada antes de la crisis global.